sábado, 2 de julio de 2011

Clase Media - apuntes

“Gente de trabajo, pero de confianza.”

En la década del 60 una firma Argentina de neumáticos inundaba las revistas con avisos publicitarios ofreciendo sus productos a crédito: “Juan Cincotta, neumáticos en cuotas”. Los avisos se cerraban con el siguiente eslogan: “Cincotta, gente de trabajo, pero de confianza.”

Estaba dirigido, obviamente, a la Clase Media y tenía un concentrado ideológico y simbólico muy jugoso.
Lo primero, era el reconocimiento de parte de la Familia Cincotta, al ubicarse como gente de trabajo, de su NO PERTENENCIA (con ese apellido de inmigrantes) a la estirpe patricia y aristocrática de los DUEÑOS de la República.
Lo segundo, era el mensaje, claro y sin vueltas, acerca de que ser gente de trabajo, es decir ser de CLASE MEDIA o media baja, es sinónimo de ser alguien en el borde de la legalidad (casi un delincuente), situación con escasas excepciones.

Una de las formas de dominación consiste en hacer creer al otro, hasta que lo tome como una cosa natural, que es un ser inferior, sin derechos ni merecimientos.
Esos mensajes vienen en forma permanente desde la oligarquía, la aristocracia y el imperio. Se transmiten en forma de misas, homilías, casamientos de la nobleza, titulares de los medios y, como vemos, inocentes avisos publicitarios.

Dos joyas de la literatura española dejan constancia en sus páginas de ese mensaje taladrando nuestras cabezas, incluso haciéndonos pelear entre nosotros por creer que pertenecemos a diferentes estratos de la bendita Clase Media.

Mercé Rodoreda, 1962, La Plaza del Diamante, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1983.
“...ya ve lo que pasa, ¿qué le parece?, ¿es que no ven que los pobres están perdidos sin los ricos?
…y el señor le hizo pararse y le pagó y le dijo que se veía que era una buena persona aunque fuese un trabajador.”
(cap. 26, pág. 134).

Miguel Delibes, 1966, Cinco horas con Mario, Editorial Destino, Barcelona, 1983.
…por si lo quieres saber, él es de una extracción humildísima, su madre lavandera o algo peor, imagina,…
…que a los pobres les sacas de su centro y no te sirven ni para finos ni para bastos, les echáis a perder, convéncete, en seguida quieren ser señores y eso no puede ser, cada uno debe arreglárselas dentro de su clase. (cap.5)
…hay vacaciones para pobres y vacaciones para ricos, cada uno en su clase. (cap. 13)

Nadie vaya a pensar que estos dos grandes autores están tratando de dejarnos ese mensaje. Son su personajes, la Amalia obrera y luchadora de Rodoreda y la Carmen tilinga y amorosa de Delibes, las que cuentan sus vidas atravesadas por la Guerra Civil y el franquismo. Y nos dejan documentadas en sus ficciones la ideología que las impregna y traspasa.


















Buena parte de los comentarios se los escuché a Osvaldo Gallone en sus clases de la Biblioteca Nacional.
Las ilustraciónes pertenecen al excelente blog: www.syriacartoon.net y al humorista tucumano Calliera.
.

8 comentarios:

andal13 dijo...

¡Maravilla!
Por eso mismo yo soy pobre, pero docente.

Justo acabo de volver del cine en donde vi "El encanto del erizo", en donde se plantea "sutilmente" el "problemita" de las clases sociales. En la novela se explicita más, claro.
Como pa' muestra, te dejo el comienzo:

"-Marx cambia por completo mi visión del mundo -me ha declarado esta mañana el hijo de los Palliéres, que no suele dirigirme nunca la palabra.
Antoine Palliéres, próspero heredero de una antigua dinastía industrial, es el hijo de una de las ocho familias para quienes trabajo. Último bufido de la gran burguesía de negocios -la cual no se reproduce más que a golpe de hipidos limpios y sin vicios-, resplandecía sin embargo de felicidad por su descubrimiento y me lo narraba por puro reflejo, sin pensar siquiera que yo pudiera estar enterándome de algo. ¿Qué pueden comprender las masas trabajadoras de la obra de Marx?..."
Muriel Barbery

Fernando Terreno dijo...

andal13:
¡Qué lo parió! No había salido de la sorpresa por la similitud que había entre la entrada y esa "Profesión: Pobre, pero Docente" con que vos te presentás en "Ajo y Agua" cuando me encuentro con el comienzo de la película.
¡Parece que nos hubiéramos puesto de acuerdo!
Bueno, al fin y al cabo somos dos blogueros "orilleros, pero de confianza".

Un abrazo

andal13 dijo...

¡Jajaja, sudacas, pero limpitos!

Eso que puse es el comienzo de la novela; en la película la "lucha de clases" también está muy presente, sobre todo en los gestos y escuetos comentarios de la portera.

David C. dijo...

la confianza es la base de todo.

SUSANA dijo...

“Pero”, “Aunque”, conectores adversativo y concesivo respectivamente, destacan en estos mensajes y revelan…
El creativo publicitario generalmente es un individuo con gran olfato. Cumple con su misión de condensar en breves líneas, no sólo las cualidades del producto, también debe asociarlo a un pensamiento compartido por el target al que se dirige. Este slogan, tan bien rescatado por Vos, dice con una sola palabra, “todo” de ese tiempo en la historia de nuestro país.
Buenos apuntes Fer, muy Buenos! Abrazo!

Fernando Terreno dijo...

andal13, David C., SUSANA:
Gracias por los comentarios y espero que, por lo menos, tengan antepasados en la nobleza, porque uno tiene que andar mezclándose con cualquier plebeyo con este asunto de los blogs...
No es más como antaño, en que mi tatatatarabuelo, Marqués de San Martín de las Escobas, La Playosa y Conde de James Craik tenía un blog con acceso limitado ¡sólo a gente como uno!

Salute

andal13 dijo...

Mi familia -por parte de Pa- procede de la aristocrática zona de la Cachimba 'el Piojo de Montevideo (y no es joda!)

América dijo...

Buenos apuntes de un tema que es universal Fernando,más allá de sus variantes,las ilustraciones estupendas.
Un abrazo.