domingo, 12 de junio de 2011

Tangos griegos y latinos


¿Dónde están?

La poesía tiene sus “ideas fijas”: los tópicos literarios. Temas reiterados, casi obsesivamente, a lo largo de la historia, y que se han convertido en clásicos en su forma latina. La vida como sueño, el dichoso aquel (beatus ille), el ¿Dónde están? (ubi sunt) fueron retomados durante el Renacimiento; los poetas Calderón de la Barca, Fray Luis de León y Jorge Manrique dejaron los ejemplos más recordados.
El tango no se quedó atrás y el “¿Dónde están?” (Ubi sunt?) es uno de los temas recurrentes en las letras de diferentes autores.

No podría ser de otro modo ya que la expresión Ubi sunt hace, esencialmente, referencia a las pérdidas y a la muerte. La pregunta busca una esquiva respuesta al fin de la vida, a la desaparición del cuerpo, la fugacidad de las pasadas glorias, la imposibilidad de traer las cosas del pasado, lo que desapareció; y a tener que arreglarse con la añoranza, el recuerdo y la evocación. El tango con su nostalgia y su melancolía nacidas del desarraigo encontró allí la mejor forma de evocar a esos fantasmas.

El cantor de Buenos Aires (1936) Cadícamo y Cobián
Dónde estarán los puntos del boliche aquel,
en el que yo cantaba mi primer canción.
Y aquellos patios donde pronto conquisté
aplausos tauras, los primeros que escuché.
Dónde estarán Traverso, el Cordobés y el Noy,
el Pardo Augusto, Flores y el Morocho Aldao.
Así empezó mi vuelo de zorzal...

Tres amigos (1944) Cadícamo
¿Dónde andarás, Pancho Alsina?
¿Dónde andarás, Balmaceda?

Tinta roja (1941) Catulo Castillo y Sebastián Piana
¿Dónde estará mi arrabal?
¿Quién se robó mi niñez?
¿En qué rincón, luna mía,
volcás como entonces
tu clara alegría?

Café de los Angelitos (1944) Catulo Castilo y José Razzano
¿Tras de qué sueños volaron?
¿En qué estrellas andarán?
Las voces que ayer llegaron
y pasaron, y callaron,
¿dónde están?
¿Por qué calle volverán?

¿Dónde se habrán ido? (1965) Jorge Luis Borges
¿Dónde están los que salieron
a libertar las naciones
o afrontaron en el Sur
las lanzas de los malones?
¿Dónde están los que a la guerra
marchaban en batallones?

El Tango (1964) Jorge Luis Borges (“El Otro, el Mismo")
¿Dónde estará el malevaje
que fundó en polvorientos callejones
de tierra o en perdidas poblaciones
la secta del cuchillo y del coraje?

Yuyo verde (1944) Homero Expósito y Domingo Federico
¿Dónde estás? ¿Dónde estás?
¿A dónde te has ido?
¿Dónde están las plumas de mi nido,
la emoción de haber vivido
y aquel cariño?

Pero como tampoco es cuestión de quedarse enterrado en la melancolía, en la nostalgia, en la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser*; habrá que buscar una salida, algo que nos levante el ánimo, un toque de humor. Cuando llegaban estos momentos de bajón, recuerdo a un amigo que proponía cantar un tango en latín y se largaba: En la tín…mba de la vida, me planté con siete y medio…**
¿Qué se habrá hecho? ¿Dónde andará? ¿Convendrá buscarlo en Twitter o en Facebook?...


Para esta entrada he abrevado (robado) a diestra y siniestra. La lista de los acreedores empezaría más o menos así:
Osvaldo Gallone
El ubi sunt en el tango
http://www.terapiatanguera.com.ar/Notas%20y%20articulos/ubi_sunt.htm
Cambios en la sociedad y la mentalidad a través de las letras de los tangos
http://www.clubdelprogreso.com/index.php?sec=04_05&sid=22&id=4712
¿Ubi sunt Jorge Manrique y Jorge Luis Borges? Hermoso artículo de Gladis Isabel Lisabe (UNC)
http://bdigital.uncu.edu.ar/objetos_digitales/2674/lizaberlmodernas29.pdf


*Cuesta abajo (1934) Gardel y Le Pera
** Tengo miedo (1928) Celedonio E. Flores y José Maria Aguilar
Las ilustraciones son de Villar y de Royston.
.

8 comentarios:

juan pascualero dijo...

Alcanzo a recordar que en secundaria nos causaba mucha gracia la pregunta de Manrique: ...al llegar el arrabal de juventud, ¿cual se para? Hoy nos da ganas de llorar.

Fernando Terreno dijo...

juan pascualero:
¡Qué lindo recuerdo! ¿Qué se fizo..? ¿Qué fue de tanto vigor (o era donor)...? Qué se fizieron señor.
Espectacular lo suyo.
Me hizo recordar a La vaquera de la finojoza, esa que sabía lo que venía a buscar y era tan bella para el tipo, pero la imaginábamos un poco más salvaje en su belleza. ¡Y Quevedo!
No me digas que los profes no lo hacían a propósito para divertirse un poco y de paso ir mechando un poco de poesía.

juan pascualero dijo...

al llegar al arrabal de SENECTUD debí decir.
Otrosí digo: ¡Qué linda la letra de "Tinta roja". Durante años la toqué y oí la letra pero se vé que no la escuché.

Marple dijo...

Muy interesante lo que escribiste.
Me siento muy ignorante porque yo no sabía la frase en latín.
Ahora ya sé qué nombre ponerle a mi pequeña pero siempre desordenada biblioteca: Ubi sunt.)

Muy buenos los sitios en que te informaste.

Mi aporte al tema es el "Candombe del olvido" de Zitarrosa

"Dónde estarán los zapatos aquellos
que tuve y anduve con ellos,
dónde estarán mi cuchillo y mi honda,
el muchacho que fui que responda"

Para mí lo trágico es llegar a la edad en que las cosas de uso cotidiano se me pierden, por ejemplo, los lentes, los paraguas, los libros entre los libros,etc.
Para animarme cuando busco y busco, me acuerdo (y canto!!!)el pedacito la zarzuela que decía:
"¿Dónde estarán nuestros mozos, que a la cita no quieren venir,
cuando nunca a este sitio faltaron,
y se desvelaron por estar aquí?".

Recuerdo las épocas en que era un verdadero drama que alguien faltara a la cita, así que me río de mis distracciones del presente.

abrazos

Anónimo dijo...

Ahi va otra...
Dónde estás? Tango
Música:Sucher Letra:Bahr
Todo es en mi vida
una mentira
que te niega y que suspira
por volverte a acariciar.
Miento cuando ofrezco indiferencia,
siempre que alguien te recuerda
o te nombra al conversar.
.......

Fernando Terreno dijo...

Marple:
Cae justo el candombe de Zitarrosa.
Ahora bien, en cuanto al otro tema, una cosa es el ubi sunt y otra el Alzheimer...

Anónimo:
Muy acertado. Ese sí que es el ¿Dónde estás? por antonomasia.
¿Dónde estás? En qué ciego torbellino...
A propósito, ¿sabés de qué año es?

SUSANA dijo...

Como decía mi Maestro “los misterios son hermosos”, aún más que las soluciones y las respuestas para los casos ¿Dónde se habrán ido? ¿Dónde están? ¿Dónde estarán?. Los Poetas se afirman en la pregunta para desplegar hipótesis embarazadas de otras preguntas, para alargar el enigma, para no perder el valor del acertijo que nos convoca.
Res ipsa loquitur, la cosa habla por sí misma, la pregunta quiere seguir siendo pregunta, para los viejos y nuevos Poetas. Unos y otros saben que la magia descansa en la incógnita.
Un abrazo Querido Fer!

Fernando Terreno dijo...

Susana:
Ciertamente. Quizá son más atractivas las preguntas que las respuestas porque aquellas abren el abanico y estas lo cierran.
Un abrazo.