domingo, 16 de agosto de 2009

Frases de teatro -3-

.
El autor:
Respetable público... (Pausa.)
No, respetable público no, público solamente; y no es que el autor no considere al público respetable, todo lo contrario, sino que detrás de esta palabra hay como un delicado temblor de miedo y una especie de súplica para que el auditorio sea generoso con la mímica de los actores y el artificio del ingenio.

Alcalde:
…A las mujeres buenos apretones en la cintura, pisadas fuertes y la voz siempre en alto, y si con esto se atreven a hacer kikirikí, la vara, no hay otro remedio. Rosa, Manuela, Visitación y Enriqueta Gómez, que ha sido la última, te lo pueden decir desde la otra vida, si es que por casualidad están allí.

La Zapatera prodigiosa, 1930, Federico García Lorca
Es increíble que en el medio de una sociedad autoritaria y clerical, en la España de 1930, Lorca haya dado en el clavo y llamado la atención sobre la violencia contra las mujeres, dándole el tono de farsa que requería para ser escuchado en ese momento.




Linda Loman:
Biff, un hombre no es un pájaro que viene y va…

Linda Loman:
Perdóname, querido. No puedo llorar. No sé por qué, pero no puedo llorar. No lo comprendo. ¿Por qué hiciste eso?… Ayúdame, Willy; no puedo llorar. Me parece que sólo estás en otro viaje. Estoy siempre esperándote, Willy. ¿Por qué lo hiciste?… Busco, busco y busco, pero no puedo descubrir el motivo… Hoy hice el último pago de la casa. Hoy, Willy. Y no habrá nadie en ella. Estábamos libres, sin obligaciones. Éramos libres… LIBRES…
(Cae el Telón)

La muerte de un viajante, 1949, Arthur Miller
Otra increíble anticipación de la ficción a la realidad. En 1949 no existía la “flexibilización laboral”, Willy Loman es despedido de su trabajo como viajante, ve desmoronarse su proyecto de vida y termina suicidándose.
Se estrenó en la Argentina en una puesta de Narciso Ibáñez Menta con Milagros de la Vega en el papel de Linda.
Tiene una versión cinematográfica con Dustin Hoffman en el papel de Willy Loman, John Malkovich como Biff y Reid Kate como Linda, dirigida por Volker Schlöndorff.

10 comentarios:

andal13 dijo...

Ah, qué buena selección la de hoy... Dos tremendos dramaturgos.

MISS MARPLE dijo...

Hola Fernando:
es que Federico no tenía miedo o no sabía que a la sociedad autoritaria y clerical no se la puede desafiar así no más, sin consecuencias.

Pasando al chiste, que nunca debe faltar, había un guarda de omnibuses interdepartamentales, que cuando alguna mujer se quejaba de que la hacía ir para atrás por el pasillo cuando casi no quedaba lugar, él, muy fresco decía:"las mujeres son como las cocinas de campaña, marchan a leña".

"La muerte de un viajante" es angustiante.Leí la obra y vi la película.
Lo que siempre me pregunté es cómo hizo un intelectual como Miller para estar casado con Marylin.( Bueh.....todo hombre sabe qué contestar, soy tonta,ja)
Recién me informé que se murió en 2005.
Miller,es de esas figuras que cuando todos...ejem...no todos :) defenestran a EE.UU, me hacen decir que es un país que ha dado grandes personalidades a la cultura universal.

un abrazo

PD)Aviso:
dice Obama que no hay más plata para la conquista del espacio,sorry.
Nos quedaremos mirando 2001 y... nada más.

andal13 dijo...

Ya que estamos, vi "La muerte de un viajante" hace un par de años en El Galpón, con Héctor Guido como Loman.

La hija de Arthur Miller, Rebecca, es directora de cine, y ha hecho un par de películas interesantísimas, en particular, "La balada de Jack y Rose" (peliculón).

FLACA dijo...

Yo vi La muerte de un viajante en la década de los 80 con Humbertito de Vargas - cuando todavía le cabía el diminutivo-, y Gustavo Gomensoro.Dirigía Juver Salcedo. Fue un éxito absoluto y creo que sacaron varios Florencios.
Creo que ensayé alguna escena de La Zapatera:"Cállate, larga de lengua, penacho de catalineta, que si yo lo he hecho...si yo lo he hecho ha sido por mi propio gussto. Y no quiero más conversación, ni contigo, ni contigo ni con nadie,¡ni con nadie!"...JAJAJA...Todavía me acuerdo del texto de memoria.
Hablando en serio, esas sobras son un clásico, siempre están vigentes. Muy buena tu selección,Fernando.

Fernando Terreno dijo...

Qué lujo de comentarios.

Andrea: ya anoté la película de Doña Rebecca. Me dieron ganas de ir a El Galpón a ver algo.

Miss Marple: efectivamente, ya sabés, mi respuesta no diferiría de la que vos imaginás a tu pregunta. Me pasa lo mismo que vos con Miller y otros, soy uno de los que se la pasa put... Incluso me pasa con los actores y actrices, de los que podría hacer una lista de muy buenos (por no decir excelentes)
Y el chiste, me gustó, me lo quedo.

Flaca:
Estaría, para que hagamos una payada. "En un cortijo de Córdoba, entre jarales y adelfas, vivía un talabartero, con una talabartera. Ella era mujer arisca..."
Un alegrón que les gustara la selección.

Un abrazo

andal13 dijo...

A mi me gustaron las "sobras" clásicas de la Flaca, jijiji!

América dijo...

Querido amigo yo me quedo con Lorca siempre arriesgando,Bodas de sangre,la Casa de Bernarda Alba,siempre entre lineas,metáforas descubriendo la naturaleza humana,me ha encantado tu post,siempre sigues sorprendiéndome,espero sorprenderte con mi ultimo post,sabes que no es mi costumbre y perdona la auto referencia pero no lo puedo evitar,es en homenaje Lorca en el 73 Aniversario de su muerte.

Un beso enorme y gracias por siempre estar.....

Marinarrosa dijo...

Me gustan los poemas de Federico García Lorca pero no conozco el sur de España.
En mi imaginación España es roja y negra como la ve Almodóvar.
En la realidad, cuando fui a Madrid y alrededores la vi amarilla por sus campos.
Por eso me pregunto si Federico expresa un deseo o una afirmación cuando dice: "Verde que te quiero verde"
Tendré que ir al sur y ver si es algo más que una sucesión de pueblitos blancos.
Tal vez esto de preguntar de qué color es España no tenga nada que ver con el post, pero es lo primero que se me ocurrió.

gracias por visitar mi blog

FLACA dijo...

"Verde" como la aceituna, símbolo de los gitanos y la gitanería en la poesía de Lorca.

Marinarrosa dijo...

Gracias, Flaca.No lo sabía.
Casi nadie se anima a contestar preguntas como esas,porque parecen una broma estúpida.