sábado, 22 de agosto de 2009

Talento mata galán

.

¿Talento mata galán?
En un comentario a la entrada “Frases de teatro –3-” del 16 de agosto de 2009, una lectora se preguntaba cómo era posible que Arthur Miller se hubiera casado con Marilyn Monroe. Primero ensayé la explicación obvia, en la que coincidiríamos todos los varones, y después pensé otras variantes. Esta es una de ellas.

Es posible que Marilyn hubiera sido cautivada por el talento de Miller y, a partir de allí, se hubiera enamorado de él; a su vez, Miss Monroe tenía tanta gracia y seducción que a Miller le sobraban motivos para enamorarse de ella.
Veamos en detalle el asunto ese del talento...

Talento viene del griego antiguo τάλαντον (pronúnciese: tálandon) que es el plato de la balanza y que involucra una medida de peso. Los Griegos y Romanos calculaban el costo de algunas mercaderías por medio de su peso, de ahí el sentido monetario de la palabra peso, que dicho sea de paso es la unidad monetaria de la República Argentina y de otros países.

Un talento, usado como moneda, era una cantidad de oro o su equivalente en plata. Eran aproximadamente 20 kg de oro. El talento romano equivalía a 6000 denarios, mucho dinero, tanto que 10.000 talentos era una cifra tan grande como la imposibilidad del hombre de librarse de dios: 220.000 kg de plata. El mismísimo dios de los cristianos invertía en esa moneda, como puede verse en la “Parábola de los Talentos” -Mateo, 18.24 y 25.14 a 30-.

El diccionario de la Real Academia dice:
Talento. (Del latín. talentum, y este del griego τάλαντον, plato de la balanza, peso)
Por el uso, lo que originalmente era peso o dinero ha derivado a capacidad y de allí, por un paso de magia, dejó el sentido de volumen para tomar el sentido de capacidad para hacer algo.
Ahora lo usamos en su acepción de aptitud (capacidad para desempeñar una ocupación) o inteligencia (capacidad de entender); como sustantivo, -Manuela tiene talento-, –jóvenes talentos-, o adjetivo –Jacobo es talentoso-.

Podemos cerrar entonces estas reflexiones sobre la paradoja del comienzo citando la frase que ha hecho famoso al filósofo argentino Jacobo Winograd: “Billetera mata galán”, que como acabamos de ver, es la versión etimológica de “Talento mata galán”, o quién sabe, a lo mejor Arthur tenía algún encanto oculto... y no hay porqué meterse en esas profundidades.

5 comentarios:

ro dijo...

Muy buena toda la derivación etimológica. Yo diría que quizás ella tuviera algún talento oculto (este es un comentario bien envidioso jaja, como cuando mis tías iban a ver a las vedettes del maipo y venían diciendo que tenían callos jaja), porque en lo que hace a su talento, tanto actoral como intelectual, no estoy muy segura de que ella lo tuviera...En cambio, él sí tenía algo tras esa cara tan fea!
Un beso, Fernando

andal13 dijo...

Una columna con mucho peso, o mucho talento, o al final no sé cómo decirlo, che!

Ella era una mujer bellísima y él un hombre intelectualmente brillante.

Por suerte no tuvieron hijos (mirá si salían con la belleza de Arthur y la inteligencia de Marilyn, como hubiera dicho George Bernard Shaw!)

MISS MARPLE dijo...

fernando:

Leí bastante y hasta anduve en You tube.El tema es muy interesante.
Lo siguiente es una posible versión :

"Marilyn buscó siempre un padre, una figura con la que sentirse segura, pero ni sus fracasados matrimonios con el celoso jugador de béisbol Joe DiMaggio ni el sesudo escritor Arthur Miller le dieron el hogar que buscaba. Miller siempre la vio como alguien inferior, y aunque escribió para ella uno de sus mejores papeles, muchos reconocieron en Maggie, la mujer arpía de su obra After The Fall, a la torturada Marilyn. La actriz fue un perfecto ejemplo de juguete roto, cuya belleza volvía locos a los hombres pero cuya mente quedaba siempre relegada a un segundo plano. Una actriz con tanta belleza, pero acomplejada y que se minusvaloraba, fue presa fácil de productores, mafiosos y otros hombres que sólo buscaban su cuerpo"

un abrazo.


Andal: según Tony Curtis, el hijo hubiera tenido su misma cara ( la de Tony)

SUSANA dijo...

Qué simpatiquísimo artículo!

Y veo que ha tenido distintos enfoques (jajajajajá! Andrea es divina!)

Se me ocurre Fer,que el talento-inteligencia ha matado galán mucho más de una vez y la historia tiene interesantes ejemplos en Woody Allen, B. Streisand, Henry Miller, ¿Yoko Ono? Jajajajajá!

Pareciera también que algunos perfiles muy marcados, marchan derechamente hacia sus opuestos, a la hora de elegir una pareja. (Aunque esté lejos de ser una regla)

No obstante y especialmente en los hombres, talento-inteligencia-brillo intelectual son poderosamente seductores para las mujeres en general.

Me gustó muchísimo tu trabajo!

Un abrazo Querido Amigo!

América dijo...

Hilando fino Fernando,con ese sentido del humor exquisito (me entero de derivación etimológica) y esas otras lecturas a las que se presta en tu texto.

En todo caso el talento trae un patrimonio insustituible,lo otro tarde o temprano quiebra cualquier relación.