jueves, 18 de febrero de 2010

Juceca - Por el tabaco y la yerba

.

Por el tabaco y la yerba
Cuentos de Don Verídico por Julio César Castro (Juceca)

Climático Vitrolo supo ser confianzudo hasta demás. Un hombre, Climático, que usté un suponer lo invitaba a tomar asiento y él se le acostaba en el catre y pedía que le armaran el cigarro porque al estar horizontal -decía-, le caía el polvillo del tabaco en los ojos.
- Pa evitarle el polvillo al tabaco, lo mejor es la hoja de la morera en el paquete.
- Un hombre Climático, tan confianzudo, que si usté un suponer lo invitaba con un mate, él tomaba y se guardaba la bombilla en el bolsillo del chaleco.
Después le asomaba como si fuera una birome.
- Si la usa con los agujeritos para arriba, la bombilla le luce como micrófono y es la envidia en donde caiga.
- Un hombre, Climático, que si usté un suponer le presentaba a su señora mujer, esposa propia y documentada, él se la pedía prestada por un par de días con la palabra de honor de devolver en perfectas condiciones, y puesta en la puerta de su casa sin cargo.

Hasta que se casó con Peripecia Vistita, y a ella se le antojó tener ropero porque Climático carecía. Había sido siempre hombre de colgar en clavo, en la paré, y lo más parecido a ropero que había tenido era fiambrera de tejido fino para colgar a ventilar las alpargatas y evitar la mosca.
Como no era hombre de ropero, climático fue hasta el boliche El Resorte y allí después de aburrir con algunos comentarios sobre política, acaparó la atención con la cuestión del ropero. ¿Carece?, le preguntaron, y el hombre, avergonzado, pero con tono de disculpa dijo: -“Me dejé estar”. Fue la Duvija la que opinó que para dejarse estar conviene más el catre, porque el ropero es más para dejar la guitarra, un suponer, o para esconderse en casos de suma peligrosidá, dijo la Duvija.

Pero el que se le acercó fue el tape Olmedo, mamau por unanimidá, y lo miró a las vistas y fue y le dijo, le dice:
- Un hombre sin ropero, es como una discordancia sin fundamento.
Hubo un silencio que por lo largo fue como dos silencios. Al rostro de Climático se le apreció un aumento en el color de la vergüenza. Era la primera vez que le apreciaban algo, y en el fondo le gustó.
La cosa fue que después de destapar una damajuana de tinto se resolvió salir a buscar ropero, y fueron catorce en un carro y entraron a un rancho, sin golpear manos ni nada, y cargaron ropero y le llevaron ropero a Climático para que conformara el capricho de su mujer, que para eso están los amigos y los boliches, dijo alguien en un rincón.

Para la medianoche se lo pusieron en la pieza a la mujer dormida, y se volvieron a festejar al Resorte, y cuando Climático regresó, con el sol bajo pero allí, entró al rancho y vio salir a un vecino del ropero. Hubo que hacer mucho trámite, para convencer a Climático de que el vecino ya venía desde antes en el bendito ropero. Entre mate y prosa, el otro arregló para mantenerles el jardín y la huertita por el tabaco y la yerba. Resultó buena gente el hombre.


Julio César Castro, escritor, narrador, humorista, actor, dramaturgo nació en Montevideo en 1932 y falleció en 2003.
Juceca creó a "Don Verídico" en 1962, personaje humorístico con el que ganó fama en Uruguay y Argentina. Con su boliche "El Resorte" y sus inigualables personajes: El Tape Olmedo, la Duvija, Rosadito Verdoso y una maestría para el humor absurdo, abrió una senda por la que después transitaron otros admiradores, R. Fontanarrosa entre ellos.
En la TV acompañó a Luis Landriscina y su último trabajo para el cine lo tuvo como guionista y actor -al lado de Hugo Arana- en "El viaje hacia el mar", basada en un cuento de Juan José Morosoli, otro uruguayo para deleitarse.


El cuento lo tomé del blog http://www.mateleo.blogspot.com/ en su entrada del 18 de diciembre de 2008.



Observen el revuelo que se armó en la pulpería por causa de la Pulpera que vino a cubrir la fugaz ausencia por vacaciones...
.

9 comentarios:

cr dijo...

"Si le digo la verdad le miento", es una frase que incorporé desde chiquita y la sigo usando. En casa se escuchaba en la radio "Rapidísimo", y Landrisina interpretaba a Don Verídico y esa frase quedó por siempre.

En aquel momento nunca supe quien era el autor de esas historias y recién ahora me vengo a enterar, leí algo en "Ajo y agua" y ahora acá.
Ahora a disfrutar del hallazgo.

juan pascualero dijo...

Un genio Juceca. Gracias por recordármelo. Ya mismo me "agenciaré" algun libro de él para releer en lo poquito que me queda de vacaciones. Un abrazo.

Norma dijo...

Me divertí con el cuento de Juceca y es más, tengo en el living de casa, vos lo debes haber visto, una reproducción hecha por un artesano de Rosario que él mismo vende en la feria. Pues bien yo elegí, y hace años una, que es el Bar "El Resorte".
Ahora se me completa !qué lindo!
Cariños.
Norma

Marple dijo...

Fernando:
mmmmmmm...por la bonita foto sospecho que sos de los que se dejan estar en la pulpería:).
Otra que se dejó estar es Mateína.
Mucha prosa y mate todo el año pasado y nada de largar el micrófono virtual:)
Es que hay blogs que se han vuelto boliches.
La Pulpera es uno de los más ilustrados y amenos que conozco.

Un placer pasar por acá.

andal13 dijo...

¡Jijiji! Y justo ahora que en Jóligu le van a hacer la película, mire usté!

Fernando Terreno dijo...

cr: Voy a usar esa frase a destajo.
Juan: de nada.
Norma: Gracias, Tía...
Marple: ¿Viste que alboroto? ¿Cómo encontraste tu boliche al regreso de "El viaje hacia el mar"?
Andrea: ¡No jodas! ¡Ya mismo les paso una factura por promoción anticipada!
Un abrazo a todos.

andal13 dijo...

¡¡¡¿¿¿Pero cómo que no sabías???!!! ¡¡¡Si está en mi blog!!!

"...se haría una superproducción de Los Cuentos de Don Verídico, de Juceca; el boliche El Resorte pasaría a ser un saloon de Wyoming llamado The spring; la Duvija estaría interpretada por Kathy Bates, el Tape Olmedo por el inexplicablemente taquillero Keanu Reeves y Rosadito Verdoso -Rosy Greenish- por Joaquin Phoenix; no se sabe aún si el personaje de Don Verídico lo interpretaría Michael Gambon o Ian McKellen."

¡La idea me la tienen que pagar a mí!

Fernando Terreno dijo...

Mil disculpas Andrea!
Se ve que el alemán me está atacando sin piedad.
En defensa propia, agrego como atenuantes, que mis pensamientos volaron hacia alguna entrada antigua que no conocía y donde habrías puesto algo de Juceca.
De todos modos de acuerdo en que no tengo perdón de dios, así que espero tener el tuyo.
Además Kathy Bates me resuta simpática, pero no podrá hacer La Duvija, porque la tengo contratada para hacer de Michelle Bachelet en una coproducción entre Uruguay, Argentina y Chile.
Un abrazo.
Fernando

FLACA dijo...

Ya vi en lo del Santi que andás desvelado, así que vine a visitarte.Me quedé leyendo el cuento. Bien por vos que trajiste a Juceca a la pulpería.Con estos relatos esos gauchos de la foto no se van a mover del mostrador.
Un abrazo.