miércoles, 1 de agosto de 2018

Humor 104 - Humores varios y sabios


1‒ Sabiduría judía
Un judío va a ver a su rabino y le dice: Rabino, tengo un inmenso deseo de vivir eternamente. ¿Qué tengo que hacer?
Y el Rabino le contesta: ¡Cásate!
Muy sorprendido, el judío replica: ¿Y con eso voy a lograr mi objetivo de vivir para siempre?
¡No, pero el deseo desaparecerá!

2‒ Sabiduría hindú
Estos son los 6 preceptos que debes mantener siempre en secreto según la sabiduría hindú:
1.       
2.       
3.       
4.       
5.       
6.       
Yo los practico a rajatabla.

3‒ Sabiduría japonesa
El presidente de EE.UU. Ronald Reagan, dotado de un indiscutible sentido del humor, viaja a Japón para dar una charla. Durante su conferencia, suelta una broma. El traductor la transmite inmediatamente a la audiencia y el público nipón estalla en una risa clamorosa. Reagan, terminada su intervención, quiere felicitar personalmente al traductor y le pregunta cómo ha hecho para interpretar tan bien el sentido de su chiste norteamericano a los japoneses. Este, un tanto, incómodo, le contesta: "Señor presidente, yo no he traducido nada. Simplemente les dije que había contado un chiste". 

De yapa, San Pedro y el ángel
San Pedro llama a un ángel y le dice:
‒Esta mañana tengo que ir a hacer un par de trámites a una nube, así que te dejo cuidando las puertas del Cielo.
El ángel, aterrado, le dice que no tiene idea de a quién tiene que dejar pasar o no, pero San Pedro lo tranquiliza:
‒Mira, por hoy vamos a simplificar. Aquí tienes una Biblia y un fajo de billetes de cien euros. Dale a elegir a los que lleguen: si cogen la Biblia les dejas pasar, y si cogen un billete los mandas al Infierno. Aquí tienes mi número de móvil por si hay algún problema‒.
San Pedro se va, y pasa la mañana en sus cosas, hasta que suena el teléfono. Es el ángel:
‒Mire, San Pedro, hasta ahora todo iba bien, pero acaba de llegar un tío que cuando le di a elegir me dijo: "¿Puedo ver un poco?"
Se puso a hojear la Biblia, y cada tanto decía: "¡Hum, qué interesante!", y cogía un billete de cien y marcaba la página; y así hasta quedarse con la Biblia y todos los billetes.
¿Qué tengo que hacer? ‒.
Déjalo pasar, hijo, que ése es del Opus Dei.


Todos han sido honorablemente sustraídos o aportados por amigos cuya identidad debiera ser protegida, pero…
El primero es de Jorge K, el 3 lo tomé de un artículo de Piergiorgio M. Sandri: “El humor según cada país”, que a su vez lo tomó del holandés G. J. Hofstede que… y el último es de Kiko G.
.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Fernando:
este cuento lo he sustraído honorablemente (?)de Internet.

Llega un Abogado al cielo y toca la puerta, en eso le sale a recibir San Pedro y le pregunta:
- ¿Y tú quién eres?
- Yo soy abogado
- Los abogados no entran aquí.
- Como que no si el cielo es un lugar público... ¿y tú quién eres?
- Soy el Portero y Guardian del Cielo...
- Entonces muéstrame tu "Acta de Nombramiento".
San Pedro titubea por un momento y se va a preguntarle a Jesús:
- Señor, allí afuera hay un abogado que dice que puede ingresar al cielo porque es un lugar publico
Jesús se acerca con el abogado y le dice:
- Mira, aquí no entra ningún abogado.
El abogado molesto le pregunta:
- ¿Y tú quién eres?
- Yo soy el hijo de Dios...
- Entonces muéstrame tu Partida de Nacimiento", a ver si es cierto.
Se voltea Jésus y le dice a San Pedro:
- Mira mejor dejamos entrar a este abogado o luego me pedirá el "Acta de Matrimonio" de mi padre y entonces si que estamos jodidos...


Siempre paso por aquí, pero como después de leer cada post me distraigo con libros o películas que usted sugiere, al final cuando voy a comentar, me encuentro conque usted anda en otra tema...y se repite el ciclo:).

Miss Marple.

Gracias y abrazos.