jueves, 12 de agosto de 2010

Qué porquería es el glóbulo

.

José María Firpo nació en 1919 en Uruguay, en el departamento de Paysandú, y estudió magisterio en Montevideo. Desde 1938 hasta su muerte en 1979 se dedicó a enseñanza primaria y, paralelamente a recopilar los dichos y escritos más singulares de los trabajos de sus alumnos. Con ellos plasmó una serie de libros que rebozan naturalidad y humor, mientras nos traen una visión de primera mano de la realidad social de los diferentes lugares y épocas donde ejerció.
Se destacan El humor en la escuela, que publicó Arca en Montevideo para 1975; Qué porquería es el glóbulo, Ediciones de la Flor, Buenos Aires, 1976; La mosca es un incesto, Calicanto, Octavo Sello, Buenos Aires, 1976; Los indios eran muy penetrantes, Calicanto, Octavo Sello, Buenos Aires, 1979 y La sólida e inesperada muerte de Solís, Arca, Montevideo, 1980.
Empezó la recolección hacia 1945 y agrupó el material seleccionado de acuerdo a su temática. En el prólogo de Qué porquería es el glóbulo, él mismo lo dice: “Leerá Ud. aquí lo que se oye, se escribe, se ve o, en una palabra, se vive en la escuela. A este recopilador se le dio por el humor y este es el resultado.”
Acá van algunos de ellos, para muestra:

(de Qué porquería es el glóbulo)

El aparato circulatorio
-La sangre venenosa va por este lado.
-La parte de abajo del corazón se llama ventríloco.

Soy Francisco del Puerto (el tripulante que sobrevivió a la expedición en el viaje de Solís)
-Los tripulantes eran todos presidiarios, punguistas y malevos, y por eso, cuando mataron a Solís, yo aproveché el barullo y me fui, porque si no, me afanan a mi.
-Luego, con asombro, vi que asaban a mis compañeros, y se los comían, pero a mí no me convidaron.

Los indios
-Por ejemplo, hablaba un indio y usted no entendía un carajo.
-Hablaban en gutural con la garganta.
-Las mujeres eran muy descansadas porque lo único que hacían eran hacer comida, curtir pieles, cargar los hijos, juntar leña, prender fuego, cocinar, cazar bichos que pasaban cerca mientras trabajaban, y los indios hacían lo demás que era lo más pesado.

Viajes de Colón
-Colón iba en la calavera más grande.
-Colón era de Genoveva.
-Colón decía que la tierra era redonda; los otros decían que era un plato; los indios no sé lo que dirían; ninguno estaba seguro.
-Cuando regresó, lo encarcelaron porque se creían que había ido a América a enriquecerse, por unos cuentos que unos bobos le llevaron al rey.

Cartas al maestro (de los padres de los alumnos)
-Señor maestro: Le hago saber que no voy a poner para la fomento porque soy sola y no tengo sostén.
-Señor maestro: Emeterio no yeba los debere porque no quiere pero cuando venga de la escuela se la liga sabe como.

Varias
-La bataya de Sarandi fue una de las más sangrientas y hermosas del universo.
-En primavera las plantas crecen vigorosas porque pueden absorber aire perfumado y tibio que anda libre por ahí.


(de La sólida e inesperada muerte de Solís)

-Los barcos marchaban a fuerza de vela.
-El oro es más caro que la plata pero es más lustroso.
-El rancho canta cuando amanece.
-A mi me gusta la pampa por su aire libre.

15 comentarios:

Marple dijo...

Los niños son geniales, no?...mientras no sean mis alumnos.
Pobre maestro!, sin embargo tuvo la gran idea de guardar el material.
Hace como 30 años un niño me escribió:
..."Azorín, el escritor que televisa con la palabra"....

andal13 dijo...

Ah, "El humor en la escuela"... Todavía tengo el librito de Arca.
Y ni que hablar que tengo montones de frases célebres de mis alumnos...

"El hipotálamo secreta hormonas liberales, y la hipófisis, hormona luterinizante."

"En el ovario se forma el folículo de grafo."

"El pez respira durante las branquias."

"La vejiga natatoria no es un órgano de flotación; es un aparato que está permanente en su lugar."

"La germinación es cuando metemos la semilla en una tapa de cualquier bollón y le ponemos algodón y agua para que crezca."

"Un agente polinizador es un insecto, por ejemplo, un humano."

"El preservativo consiste en un lates es de forma de bolcita que previene el embarazo y las enfermedades de trasmicion sexual Es muy eficas y se coloca cuando el pene esta recto."

Fernando Terreno dijo...

Marple:
Tal como lo decís, entre los infantiles y los adúlteros, uno no gana ni para sustos.

andal13:
Espectaculares las frases. Siga recopilando y en una de esas... te largás con el tomo 3.

Les comento que un italiano hizo algo similar, "inspirado" seguramente en Firpo. Haré una próxima con él.
Un abrazo

ro dijo...

Vos sabés, Fernando, que no me gustó lo que hizo Firpo. Uno lee un poco lo que recopiló y por momentos parece haber puesto temas o títulos de producción de textos, como se dice ahora, o redacciones, como se decía antes, para que proliferaran los errores de los niños. Después de todo, cada docente ha tenido y todos tenemos alumnos que dicen disparates similares, pero en el fondo ¿De qué nos reímos? ¿De la falta de cultura de los hogares de los que vienen esos niños? ¿O de la falta de cultura de los niños? ¿De los problemas de comprensión que tienen? En fin, no es que no me sonría cuando veo algún comentario así de los estudiantes. Creo que hasta es posible que los haya compartido con colegas o entre amigos... No soy Sor Rossana de la Cruz, pero creo que el Sr. Firpo abusó del hecho de que su condición de maestro le permitiera recolectar estos textos, y encima lo hizo en su beneficio personal.
Hoy día un maestro de contexto crítico jamás haría este libro, por ética profesional. En fin, perdón por la descarga polémica, pero hace tiempo que opino esto de este Sr. Firpo y me parece que es un buen tema de debate. Y no es lo mismo lo que pone Andrea referido a la Biología, porque son términos complicados que pueden dar lugar a esas respuestas pero que no necesariamente tienen que ver con la condición socioeconómica y cultural del estudiante. Hasta el más pintado se entrevera. Creo que los textos de Firpo cuentan con esa condición (socioeconcultrural) y la explotan.
Bueno, me retiro a mis aposentos después de esta lata. Besotes

Fernando Terreno dijo...

ro:
Tu comentario me dejó pensando, seguramente porque no había considerado ese punto de vista, que tiene algo de razonable. Y además pone al docente un escalón arriba a mirar a las bestezuelas...
En su descargo digo que no nombró o mantuvo el anonimato de los involucrados. No sé, creo que al pasar 30 años desde las recopilaciones hasta su publicación, ha una distancia que saca el efecto "perverso" para darle un tono de humor o de panorama social si se quiere.
En cuanto al lucrar con el tema, agrega conflicto al tema, sin dudas, y no tengo opinón al respecto.
Lo importante, repito, tu comentario muestra otro lado, otra visión y vamos a masticar el asunto.

Gracias por esto. Cambio de tema y me ofrezco a distribuir o a colaborar desde acá en la editorial en ciernes que se está gestando en http://elcristalconquesemira-rossana.blogspot.com/

Un abrazo

Fernando Terreno dijo...

ro:
Volví a leer tu comentario y me ha vuelto a pegar mu duro ese "¿De qué nos reímos?" tuyo.
En realidad, de lo primero que habla es de algo gracioso, pero encubre nuestro fracaso al enseñar.
En resumen: riendo por no llorar.
Gracias de nuevo.

ro dijo...

Fernando gracias por la tolerancia sobre mis intempestivos arranques. En fin, me pegó por ahí... Pero creo que justamente lo bueno de todo esto es que uno puede charlar e intercambiar puntos de vista.
Respecto de lo de colaborar con la edición por supuesto te tomo la palabra. Besotes

andal13 dijo...

En parte comparto lo que dice Ro; hay una colega suya (Mª del Socorro Argenzio) que hace unos años sacó un libro llamado "¿Cómo dijo?", en el que plasma los "horrores" literarios de sus alumnos, que reflejan tal vez la falta de atención o de interés de los adolescentes (por ejemplo, una de las citas dice algo como que en La Ilíada Homero insulta a la Musa porque la llama "odiosa"). En este caso, como en el mío, tal vez, los errores pasan por razones diferentes que los de la escuela de Firpo, que eran de lo que se llama ahora "contexto crítico".
De todos modos, a mí me ha hecho reír muchísimo (¿De qué me río, eh?) pero el humor es algo tan individual como el ADN.

El Santi dijo...

No hay un solo libro de Firpo que no haya leído y a mí me causaban mucha gracia. Yo lo conocí bastante a Firpo, poco tiempo antes de que muriera de cáncer y puedo decir que fundamentalmente se estaba riendo de sí mismo y de la institución, de la dificultad de una institución para adaptarse a distintos contextos culturales. Justamente, sus libros, sus recopilaciones de errores graciosos, pretendían poner en evidencia lo lejos del universo mental de esos niños estaban los temas que el programa exigía tratar, sí o sí.
Firpo no era un oportunista. Firpo vivía en Pocitos,(no por rico, la casa era de los suegros) pero se las arreglaba para enseñar en escuelas rurales o marginales.
Hacía lo que podía para adapatar los programas al contexto. Cuando sale su primer libro, el de Arca, Firpo ya estaba gravemente enfermo y el último salió después de su muerte. No lucró mucho Firpo con sus libros. Vivió austeramente. No sé, de pronto pensó sí que con eso le podía dejar algunos derechos de autor a su viuda, Lily Vives, que había pasado unos años en la cárcel de Punta Rieles con otras detenidas políticas. En ese lapso Firpo tuvo que enfrentar solo la escuela, la casa, el cuidado de su hija pequeña y las estresantes visitas a prisión.Lily publicó un librito, allá por los 90, con cuentos de la vida en la cárcel, desde lo cotidiano y con cierta dosis de humor, quizá deudora del espíritu humorístico de Firpo.
Pero me consta que estaba lejos de reírse del bajo nivel sociocultural de sus alumnos, más bien le costaba dar clases dentro del programa oficial y es la forma que encontró para poner en evidencia su poca adecuación a la realidad de los niños.
Pero que te cagás de la risa, te cagás de la risa.
Firpo tenía un proyecto que quedó trunco con su muerte. Yo llegué a ver la caja de fichas y anotaciones para ese libro. Él había trabajado años en Migraciones y tenía fotocopias de pasaportes y partidas de cientos de personas. Ahí empezó a escribir una recopilación de nombres insólitos que era desopilante y competía perfectamente con la imaginación nominadora de Juceca.
A mí me hacen reír mucho esas cosas de Firpo y creo que no tuvo intenciones dudosas, son verdaderas denuncias a través del humor y creo que eso está aclarado en algún prólogo.

Fernando Terreno dijo...

ro:
Bienvenido sea el disenso, más viniendo de vos. Gracias a vos.

andal13:
A esa historia del "odioso" de Ulises le vamos a poner una "florenda" floral.

Santiago:
Primero que todo, "me alegro que hayas vuelto" como dicen Andrea y el tango ese.
Una joya el aporte con todas esas cosas de primera mano. Me parece que voy a robar ese asunto de los nombres, para poner una entrada sobre un tema parecido que escribí hace un tiempo.
Sí, el prólogo de "Qué porquería..." aclara algo los tantos, pero el comentario de Ro, aunque no le quepa a él, es atendible.
Gracias y las cosas vengan dulces y tranquilas.
Un abrazo

FLACA dijo...

No vas a poder creer, no conocí al maestro Firpo, pero sí a Lilí su esposa. Era amiga de Santiago y Beatriz y a través de ellos también me hice amiga.Ella ya estaba viuda. Mariolo dio clases de guitarra un tiempo en la casa de ella en Punta Carretas. Buena gente, y generosa;amante de la música y del arte.

Fernando Terreno dijo...

Flaca:
Increíble, no tenía la menor idea. "El azar concurrente", diría de estas cosas un bloguero venezolano: http://wwwconuqueando.blogspot.com/
Gracias por el dato y el recuerdo.
Un abrazo

Marcelo dijo...

El título maravilloso lo había escuchado, pero no sabía de dónde venía. Ya sé a quien le debo el derecho intelectual de mi sección "Tengo a Mafalda en casa" donde guardo escrupulosamente todas las ocurrencias de mi hija.

Anónimo dijo...

Yo creo que ni Firpo ni ningún docente haga preguntas a alumnos que no estén preparados para contestarlas.hay que tener buena onda y de los muertos no se habla es una faltas de respeto.

Charo Mz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.