lunes, 13 de diciembre de 2010

Asuntos domésticos - Humor

Pedido de aumento
La empleada doméstica pidió aumento de sueldo. A la señora no le cayó muy bien la solicitud y le preguntó:
-María, por que querés que te aumente el sueldo?...
- Señora: tengo tres razones. La primera es que plancho la ropa mejor que usted.
- ¿Quién te dijo que planchabas mejor que yo?
- Su marido me lo dijo.
- ¡Oh!...
- La segunda razón es que cocino mejor que usted.
- Eso es puro cuento. ¿Quién te dijo que cocinabas mejor que yo?
- Su marido también me dijo eso.
- Ah caramba... ¿y la tercera?
- La tercera razón es que yo soy mejor que usted en la cama...
La señora se enoja y muy descompuesta le dice:
- ¿Mi marido te dijo eso?
- No señora, el jardinero fue el que me lo dijo...
Obviamente la señora le aumentó el sueldo.


El lado equivocado
La madre superiora se despierta y piensa: ¡Qué hermosa noche he pasado! Hoy no voy a maltratar a las pobres monjitas, las voy a tratar bien.
Se levanta y comienza a recorrer las celdas.
-Buen día, sor Josefa. La veo muy bien hoy y qué lindo va el sweater que está tejiendo.
-Gracias, madre, usted también se ve muy bien, pero parece que se ha bajado del lado equivocado de la cama…
No le gustó nada el comentario final, pero sin embargo prosiguió su recorrido,
-Buen día sor María, qué bien se la ve hoy y qué bonito está quedando ese bordado.
-Gracias madre, usted también se ve bien, pero parece que se ha bajado del lado equivocado de la cama.
La superiora se mordió los labios pero continuó su recorrido. Todas las monjitas le respondían lo mismo, así que cuando llegó a la quinta ya estaba que trinaba y, directamente, le preguntó con los labios apretados:
-Buen día sor Leonor, séame sincera, ¿yo me veo como si me hubiera levantado del lado equivocado de la cama?
-Sí, madre…
-¿Y qué le hace pensar eso?
-¡Qué lleva puestas las sandalias del padre Alberto!



El primero no recuerdo donde lo robé. El segundo se lo escuché a Jorge Dobalo.

6 comentarios:

andal13 dijo...

¡Juajuajua!!!

¿Y cómo le habrá ido al Padre Alberto con las chinelitas fucsia con pompón de plumas?

SUSANA dijo...

Jajajajajajajajà! A nuestra Andrea tendrías que nombrarla co-editora de La Pulpera! Si los cuentos estaban buenísimos, ella agregó la cereza al postre!! (es una geniaaaaaaa!!!!)

Tic-Tac...te espero el viernes (si se la banca, noooo, no Usted mi Amigo, el Groucho, claro!)

Besossssssss!!!!

Fernando Terreno dijo...

andal13:
Si lo viera, estaba un primor el muy pillo.

Susana:
Muñeca brava la Andrea, pero una lectora de fierro. Y de comentarios entradores "como aguja de colchonera".
Esperamos, esperamos...

Un abrazo

Anónimo dijo...

Cura manejando su auto en la ruta se detiene para llevar a una monja muy linda que hacía dedo. Al rato el cura hecha manos a las rodillas hermosas de la monja, que replica Padre recuerde el Salmo 19. El cura para la mano...pero reinicia la tarea con igual respuesta de la monja varias veces...hasta llegar al destino de la monja, que se baja del auto agradecida El cura caliento como una pava llega a su parroquia, busca el salmo 19 que "rezaba" SIGUE POR ESE CAMINO Y ALCANZARAS LA GLORIA...

andal13 dijo...

Ah, yo seré aguja de colchonero pero Anónimo no se queda atrás...

Fernando Terreno dijo...

andal13:
Tal cual usted lo dice, Anónimo se las trae y escribe lindo y sintético.
Eso sí, el cuento ese ya fue publicado en La Pulpera:
http://lapulpera.blogspot.com/2010/03/humor-semana-santa-3.html
en uno de esos ataques de humor pío que agarran cada tanto.
Lo recuerdo muy bien por la polémica desatada por el número del salmo, 19 o 59 y que un lector procaz (un tal Santiago - el de los divagues) propuso agregarle una decena.
Gracias An-ónimo y An-drea.