miércoles, 1 de diciembre de 2010

Letras y probabilidades - La criptografía

Cálculo de probabilidades -2-

Poe, Conan Doyle, Verne y Walsh: escritores y matemáticos.

La criptografía es la escritura de mensajes en clave secreta. Develar esos códigos secretos fue una de las primeras aplicaciones del cálculo de probabilidades con el agregado de ingenio, intuición y conceptos estadísticos.
Uno de los pioneros en el arte de romper códigos secretos fue Edgar Allan Poe (1809-1849) que desafió a sus lectores de una revista de Filadelfia afirmando que podía descifrar cualquier mensaje encriptado con la condición de que fuera hecho en un mismo idioma. Le enviaron centenares y su éxito fue total.
Contento con el resultado, incorporó el tema del mensaje cifrado (más una explicación detallada de la solución) en su cuento El escarabajo de oro (The gold bug). Tan detallada y bien escrita está la resolución que lo único que pondré acá es una reproducción del enigmático mensaje que cifró el Capitán Kidd. Sólo Poe se puede dar el lujo de incluir la resolución de un ejercicio de matemáticas en 10 de las 35 páginas de un cuento de suspenso y que los lectores lleguen hasta el final.

Otro amante de la criptografía fue el británico sir Arthur Conan Doyle (1859-1930) y su detective Sherlock Holmes, un experto en el tema. El descifrado más famoso de Holmes se relata en La aventura de los hombres danzantes, donde aparece una clave con muñequitos en la que los diferentes dibujos representan las distintas letras del alfabeto.

El cuento trata acerca de un marido curioso y celoso que, intrigado por conocer el pasado de su mujer, requiere los servicios de Sherlock Holmes para averiguar si…

Julio Verne fue otro de los escritores fascinados por la criptografía, que está presente en varios de sus cuentos y novelas.
También Rodolfo Walsh, cuya afición a la criptografía tuvo consecuencias que fueron más allá de la literatura: descifró los mensajes de la CIA preparatorios de la invasión a Cuba en 1961 lo que posibilitó otra histórica derrota del imperio del norte: la de Bahía de los Cochinos.

¡Eso es romper mensajes secretos y no la “operación” que están intentando hacernos con los informes ¿secretos? del Departamento de Estado de EEUU!
¿No le sienten el mismo aire pedorro que las operaciones de la oposición en el Congreso de la República Argentina? Son efectivamente los mismos: Bullrich, Carrió y Hotton son cipayas de la CIA, Clarinete y Nacioncilla sus vehículos. ¿No les llama la atención que las “revelaciones” vengan por The New York Times, El País, The Guardian, Le Monde y Der Spiegel?
A otro perro con ese hueso.


Bibliografía:
GEORGE GAMOW, Uno, dos, tres…infinito,1949, Espasa Calpe.
C. SARRAUTE, El arte de romper códigos secretos, 2006, conferencia en la Semana de la Matemática, FCEyN UBA, Buenos Aires.
http://personal.telefonica.terra.es/web/jms32/Cifra/CodSecretos/Cap02/Cap0206.html

El dibujo del encabezado es de Al Hirschfeld. Aparentemnte no tiene nada que ver con el tema. Son Ingrid Bergman y Humphrey Bogart en Casablanca, pero, ¿no la volvemos a ver cada vez por la remota probabilidad de que se vayan juntos y la Ingrid se olvide del plomo ese de Lazlo?
.

8 comentarios:

andal13 dijo...

Me encanta el tema de la criptografía.
Cuando se puso de moda leer El Código Da Vincia, me lo prestaron y allá me metí a leerlo con entusiasmo... que me duró una nada cuando yo que soy medio tarada (si me mirás con un solo ojo) descifraba todos los mensajes en un periquete, y los protagonistas, expertos en criptografía, pasaban horas sin que se les ocurriera una puta idea!!!!


Los mensajes de Wikileaks publicados deben ser descifrados; evidentemente, esas pelotudeces que dicen (por ejemplo, que las enfermeras de Khadafi son unas rubiecitas querendonas) seguramente esconden andá a saber qué secretos importantísimos.

...this is the beginning of a beautiful friendship...
¡No me arruiné el final de Casablanca, vo!

Fernando Terreno dijo...

andal13:
¡Qué lectora más gratificante!
Ahora que sé de tu habilidad para descifrar mensajes se me ocurren un montón de cosas.
Metéle con el asunto ese del cine que se viene en Ajo y Agua que estoy algo ansioso.

América dijo...

Querido amigo poco puedo aportar pero me lo he leido con gran interes,muy interesante el tema de la criptografía... Que curioso!...
Gracias.

Un fuerte abrazo.

Fernando Terreno dijo...

América:
Me alegra que te resultara curioso e interesante el asunto de la criptografía.
Así mismo te digo que no menos sorprendido estoy yo con tus pintores y tus preciosuras. Es más, cuando estoy por decir que "definitivamente" me gustan los españoles te vienes con Renoir y con este Brayer, desconocido hasta ahora para mí, que me ha deslumbrado.
Y no por "cifrar" mensajes, sino por vago o vaya a saber por qué, no te lo comenté. Ando seguido por "Mi espacio flamenco", pero en silencio.
Un abrazo

América dijo...

Todo lo que traes a tu blog me encanta y soy yo la que se queda asombrada y a veces sin nada interesante para aportar a tus entradas....A mi lo que me pasa es que tengo que estar pendiente de cuando publicas ya que no te veo en el blogroll.Te abrazo fuerte ....jajaja....

SUSANA dijo...

Bien, bien, bien Fer! Comienzo por el final (el tema me da urticaria): Las "revelaciones" son vergonzosamente pueriles. El Inspector Clouseau lo resuelve con un solo ojo!

Otra: Voto a favor de que la Bergman se quede con el divino de Humphrey Bogart.

La Criptografía: Qué recuerdazo "El Escarabajo de Oro"! Lo leí a los doce años maso, ya por ese entonces Poe se había convertido en mi ídolo!

Abrazo Amigo!

cr dijo...

A mí me gusta el dibujo.

Saludos

Fernando Terreno dijo...

Susana:
Ya somos dos los que quisiéramos cambiar el final de Casablanca...

cr:
Aunque ella es más linda que en el dibujo, lo perdonamos porque ese Hirschfeld era un capo. Si buscás sus trabajos te vas a sorprender.

Un abrazo