viernes, 11 de mayo de 2012

Títulos repetidos -4-

Continuamos con libros cuyos títulos se repiten en otros, cualquiera hayan sido las razones para que esto suceda.


8
El alquimista
Comedia teatral de 1610, de Ben Jonson.
Novela de 1988, de Paulo Coelho.

Ben Jonson (1572-1637) fue un dramaturgo, poeta y actor inglés, contemporáneo de Shakespeare a quien tuvo como actor en una de sus puestas. Sus piezas más conocidas son Volpone y El alquimista, ambas teatrales, pero también hizo una gran obra poética. A partir de 1620 se deterioró su relación con la corte y empezó una etapa de declinación a la que sumó problemas de salud, pero continuó trabajando, incansable, hasta su muerte. El alquimista desenmascara, en una comedia llena de humor e ironía, los embustes que en nombre de la alquimia y la magia cometían toda clase de estafadores y pícaros que pululaban en la Inglaterra del 1600.


Paulo Coelho (n. 1947) narrador, periodista y guionista de televisión brasileño. Educado con los jesuitas, más tarde estudió alquimia durante varios años. Su obra, extensa y exitosa, de la que se han publicado más de 100 millones de ejemplares, lo ha convertido en uno de los más importantes vendedores de libros de la historia. Sólo de El alquimista se han vendido más de 50 millones de ejemplares en 150 países y ha sido traducida a 63 idiomas (confieso que no sabía que había tantos).

9
El fin de la historia
Novela de 1966 de Liliana Heker.
Ensayo de 1992 de F. Fukuyama.

Liliana Heker (n. 1943), cuentista y novelista argentina. Fue directora de dos revistas literarias de gran trascendencia: El Escarabajo de Oro y El Ornitorrinco, desde donde mantuvo, en 1980, una recordada polémica con Cortázar sobre el compromiso político de los intelectuales. Los bordes de lo real, de 1991, reúne todos sus cuentos que comenzó publicando en Los que vieron la zarza, de 1966.  El fin de la historia recrea la memoria de la violencia de los años 70 a través del relato de dos militantes amigas, una que traiciona y otra que escribe el relato como una manera dejar constancia.


Francis Fukuyama (n. 1952), político norteamericano, profesor en la Universidad John Hopkins. Se ocupa de la generación y difusión del pensamiento militarista conservador de los halcones norteamericanos, especialmente en política exterior. Propulsor junto con otros trogloditas como Cheney, Wolfowitz y Rumsfeld de una segunda invasión contra Irak que se concretó en la Segunda Guerra del Golfo y en pingües negocios para ellos y la industria de la muerte, durante el gobierno republicano de Bush (h).
El libro se llama El fin de la Historia y el último hombre y es una relaboración de un artículo que publicó, en 1989, en la revista The National Interest, titulado ¿El fin de la Historia?

.

14 comentarios:

andal13 dijo...

Lo mío viene de críticas, puntualizaciones al dope y/o buscarle la 5ª extremidad al felino doméstico:

1) Imperdonable omisión en la biografía de Ben Johnson: ¡No decís nada de las medallas ganadas en los JJOO, y su descalificación por dopaje!
(¡Jijiji!)

2) En el caso Heker/Fukuyama (casi me mando un explosivo "Fukushima"), se me ocurre que puede haber una trampa en la traducción: la obra de Francis se refiere a la Historia como disciplina ("History"), y tal vez la de Liliana se refiera a histora en tanto relato ("story"). No sé, la tiro.

Habiendo cumplido mi cometido de arruinar una entrada espectacular y bien documentada, me retiro pateando una chapita de cerveza por la bajada.

Marinarrosa dijo...

Este tema parece interminable,ideal para curiosas como yo:)Por puro azar,ayer encontre un cuento de Lovecraft "El Alquimista".Ni critica ni plagia, relata su contacto con un alquimista tal como uno se lo imagina dentro de un clima de terror.

Lo asombroso de Coelho es que haya logrado que por lo menos 5o millones de personas se deslumbraran con el viejo cuento del hombre que sale de viaje a buscar un tesoro que no sabe que esta en su patio:)
Es un verdadero alquimista: con pocos elementos prestados y algo de coccion y condimentos, obtiene mucho oro:)
Los datos sobre Fukuyama,mas que biografia son un prontuario:)

Feliz fin de semana

Fernando Terreno dijo...

andal13:
¡Espectaculares sus apostillas!
Wimpi y Juceca se están riendo con satisfacción.
Y encima, el toque serio del punto 2 debe ser así nomás.
En síntesis: me rindo; digo, me río.

Marinarrosa:
Con el de Lovecraft, van 4 con el mismo título (no sé si se fijó que la ilustración corresponde a un libro de un tal Michael Scott, desconocido para mí).
Paulo Coelho es el único estudioso de la alquimia que encontró la piedra filosofal, capaz de transformar en oro lo que uno quiera. Mire si no, lo que consigue con sus libros. Ya aparecerá algún movimiento ecologista y lo denunciará por la tala indiscrimanada de árboles (que son necesarios para imprimir la cantidad de ejemplares que vende).

Un abrazo doble (dogo, a las dos)


SUGIERO a los lectores pasar por
http://marinarrosa.blogspot.com.ar/
acerca del DOBLE.

Susana Peiró dijo...

Títulos repetidos, ¡qué lindo ejercicio! (Evitaré la tentación de destripar a don Don Coelho, hombre que encontró la fórmula para transmutar sus letras en dorada literatura…) En este caso, me quedo con el libro de Jonson, recuerdo ternuroso de los tiempos de estudiante.
Con “El fin de la historia” me enganchaste fría, no he leído ni recuerdo esta novela de Heker (dos casilleros atrás para mí) El libro de Fukuyana definitivamente lo tengo en la mira por su tesis respecto de la historia como lucha de ideologías.

PD: muy buen apunte el de Andrea!
Un abrazo Fer!

Fernando Terreno dijo...

Susana:
Comparto eso de no destripar a Coelho, esencialmente porque no lo he leído (y si lo hubiera hecho, menos todavía).
Tampoco he leído todo este librerío (salvo excepciones), pero NO HAY QUE PREOCUPARSE por esto. Acabo de enterarme de que J.L. Borges afirmó: "NO HE LEÍDO EL ULISES, como el resto del universo, no en forma completa al menos, sí algunas partes."
Si él tuvo ese acto de sinceridad (y de buen tino), porqué no permitirnos LEER MENOS y sin exigencias.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Fernando, aca te adjunto un "poemita" de Gelman tal como me pediste, no tiene nada que ver con los titulos repetidos, pero de Cortazar para aca nunca se sabe. Falta por lo menos uno de Urondo, voy a buscar. Gracias
AUSENCIA DE AMOR

Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.

Cómo será acostarme en tu pais
de pechos tan lejano.
Ando de pobre cristo a tu
recuerdo clavado, reclavado.

Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he esperado.
Me comerás entonces dulcemente pedazo por pedazo.

Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.
juan gelman

OJO,LAS LINEAS/MARGENES NO RESPETAN EL ORIGINAL POR CAUSAS QUE IGNORO Y NO PUEDO MODIFICAR

Anónimo dijo...

Volviendo sobre el tema de el doble, pego un texto de Cortazar al respecto.
"Sí, hay en mí una especie de obsesión del doble ¿Viene de la lectura temprana deDoctor Jekyll and Mister Hyde, de Stevenson, de "William Wilson", de Edgar Allan Poe, o toda la literatura alemana que está habitada por el tema del doble?"
Julio Cortázar
Doppelgänger es el vocablo alemán para definir el doble fantasmagórico de una persona
viva. La palabra proviene de doppel, que significa "doble", y gänger, traducida como
"andante". Su forma más antigua, acuñada por el novelista Jean Paul en 1796, es
Doppeltgänger, 'el que camina al lado. El término se utiliza para designar a cualquier
doble de una persona, comúnmente en referencia al “gemelo malvado" o al fenómeno de la
bilocación
Los Doppelgänger aparecen en varias obras literarias de ciencia ficción y fantasía, en las
cuales son un tipo de metamorfo que imita a una persona o especie en particular por
alguna razón, generalmente nefasta.

FLACA dijo...

¡¡¡Me mataste!!!...No se me ocure ninguno.Pero te dejo un abrazo.

FLACA dijo...

Quise decir "ocurre"

Fernando Terreno dijo...

Anónimo:
Muchas gracias por el poema de Juan Gelman. En principio me gusta mucho. Voy a dejar pasar el tiempo para ver como sigue resonando (la poesía es un misterio para mí).

Con relación a tu párrafo de "el doble" te cuento que lo subió Marinarrosa en su blog:
http://marinarrosa.blogspot.com.ar/

FLACA:
Un gustazo tener alguna señal tuya.
No busques más, que ando con pocas ganas de trabajar...

Abrazos a ambos.

Anónimo dijo...

Ahi encontre un poemita (por el tamaño) de Paco Urondo, aver que te parece.
CARLOS GARDEL

Extranjero del silencio
en el mundo arrasado; vertiente de la extrema melancolía
y del coraje y de la velocidad del amor y del miedo.

Dueño de la ciudad, de su memoria blanda
y de la madrugada hambriente y sin sentimientos
y de la suprema cordura de los vagos.

Cómplice de los encuentros,
de la grapa que nos hizo hablar,
loco de la noche, despreocupado amigo del alba, señor de
los tristes.

Fernando Terreno dijo...

Anónimo:
¡Qué lo parió!
Hay una cercanía entre los dos poemas que pusiste.
Pero lo que más me sorprende, es que haya (Urondo) tenido una obra tan vasta y sea tan poco conocido (para mí, entre otros).
Y por si le faltara algo, era uno de los pilares de Jorge Alvarez (Editorial).

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Tenes razón Fernando, aca Jorge Alvarez le publicó varios libros, pero no de poesia que en realidad es su fuerte. ANtes de aterrizar aca la Biblioteca Popular Constancio C. Vigil de Rosario le habia editado Del otro lado, una especie de antologia de sus anteriores poemarios. Según mi opinion su fuerte es la poesia, pero sin dudas ese es mi viaje, me gusta mucho la poesia. Creo que tanto el como Gelman (intimos amigos)estan entre lo mejores poetas argentinos, auque hay otros buenisimos Cesar Fernandez Moreno, Edgar Bayley, Juanele Ortiz (aunque criptico, hay que laburarlo mucho) Gracias por auspiciar a los chochamus de la lira.

Fernando Terreno dijo...

Una más, aunque tardía:
Hay otro El alquimista: una obra de teatro de Alejandro Dumas padre, de 1831 aprox.