domingo, 22 de febrero de 2009

Edulcorantes

.

Edulcorantes – un probado agente de engorde

La publicidad nos manda informaciones engañosas acerca de las ventajas de “ahorrar calorías” y de consumir los productos light.
En la reglamentación alemana de alimentos balanceados para cerdos, la sacarina aparece, bajo el rubro sustancias estimulantes del apetito.
El asunto funciona más o menos así. Cuando comemos algo dulce (azúcar), este pasa rápido a la sangre, donde aumenta su nivel. El páncreas, enterado al mismo tiempo del estímulo “dulce”, empieza preventivamente a fabricar insulina, que se necesita para asimilar el azúcar y mantener su nivel en sangre dentro de límites adecuados.
Cuando una persona ingiere edulcorantes, el mecanismo es el mismo. El nervio gustativo dice “dulce” y el páncreas empieza su trabajo y manda insulina a la sangre -que se encuentra con muy poca azúcar- y pasea por el torrente sanguíneo. El cuerpo espera azúcar y se lo deja ignominiosamente en la estacada. El nivel de azúcar en sangre baja, porque la insulina se ocupa de lo poco que haya. El cuerpo registra ese bajo nivel de azúcar en la sangre y señaliza: hambre, no pocas veces incluso un hambre compulsiva.
Y esta, por lo general es saciada con algo dulce o comiendo, logrando exactamente lo contrario de lo que se quería.
Es cierto que el cuerpo tiene la capacidad de adaptarse y después de un tiempo de “engaños” no produce tanta insulina, pero reacciona con otros mecanismos, de un modo especialmente “agrio”.
...
Llegado acá usted dirá que la sacarina se usa parcialmente y que hay otros edulcorantes más modernos, el aspartamo entre otros. Este tiene otros “efectos colaterales” debidos al contenido de fenilamina, cuyo grado de inocuidad está muy lejos de haberse probado y está especialmente desaconsejada su ingesta por las embarazadas, por posibles alteraciones al desarrollo cerebral del feto. Además está bajo sospecha de ocasionar otra serie de inconvenientes, entre ellos dolor de cabeza y depresión.
...
Vale decir que la cuenta con los productos light no da. Estos productos no cumplen con lo que la clientela espera de ellos: a pesar de estar concebidos de acuerdo con los deseos del asesoramiento nutricional, de la medicina y de la ciencia, no adelgazan. En cambio, se encargan de que nuestro ánimo caiga al suelo.
¡Ay! Los productos light son en realidad, bien pesados.

Hasta aquí un extracto del capítulo 7 de:
Udo Pollmer y otros, ¡Buen provecho! El lado indigesto de la alimentación sana, Digi ediciones. Buenos Aires, 2002.
Udo Pollmer es Director científico del Instituto Europeo de Ciencias de la Alimentación (EU.L.E.)


Lo que sigue son algunas ideas caóticas, de esas que tiramos como para empezar a charlar sobre un tema en un café o frente a una pava para el mate.
1- Los edulcorantes tuvieron un gran desarrollo industrial a partir del momento en que resultaron más baratos que el costo del azúcar al que reemplazaban. A partir de allí, sólo quedaba imponerlos con publicidad, nuevos desarrollos y un poco de “literatura médica”.
2- No sabemos realmente sus efectos sobre la salud, pero su primer impacto sobre las agencias de publicidad y los “medios” es sin duda positivo para sus finanzas.
3- Confiarse en la información de los medios, en las publicidades encubiertas, en los consejos de los médicos y nutricionistas que se mantienen “actualizados” sólo con los folletos que les alcanzan los APM, es decir los laboratorios / industria farmacéutica, es como que una gallina le pida al zorro consejos para su protección. Aclaremos que también hay algunos médicos que estudian y se informan por otras vías menos manejadas por intereses económicos.
4- La televisión en especial -y los medios en general-, recaudan mucho dinero publicitando-vendiendo comidas y bebidas. Desde que se produjo la apertura del mercado mexicano a la comida chatarra el peso medio de la población aumentó 4-5 Kg y eso en un plazo menor a 15 años.
5- Todo lo dicho aquí debe revisarse y chequearse, pero el sentido común nos dice que el tamaño de las porciones y las cantidades ingeridas, casi con seguridad, están relacionadas directamente con el aumento o disminución del peso. Justamente, en total oposición a las necesidades de la industria y de la publicidad, que como todos saben, consiste en venderle heladeras a los esquimales y naranjas a los paraguayos.

.

13 comentarios:

Leo Carballo dijo...

Me gustó mucho tu nota, en particular cuando citás el negocio de los medios de difusión con la publicidad de estos productos, que consiguieron una aceptación masiva de estas supersticiones saludables. Un Abrazo

mateina dijo...

A mi me parece, Fernando, que vos querés decir que la acción de los medios se reduce a este mensaje: "compre, consuma y será feliz",
Sin embargo yo creo que lo que tratan de meternos en la cabeza y lo logran, es el miedo a todo.
No beba, no coma grasas, no fume, no tome sol,no salga tranquilo a la calle, no ame demasiado,no se olvide del chequeo médico,no duerma con los dos ojos, uno tiene que estar atento al posible ladrón, ,etc, y por las dudas no respire, (lo estamos contaminando,ja)
La lista sigue y no quiero cansarte con algo que queda muy claro. Lo que nos están inculcando, es el miedo a los otros, a la vida, a ser libre,, y si leíste el libro de Fromm,"El miedo a la libertad" para qué te voy a contar cómo sigue la historia.

Disculpame si hablas de Newton y yo salgo con las manzanas y si hablas de edulcorantes y yo salgo con Fromm,pero trato de ser lo más honesta posible: no quiero repetir conceptos que ya has dicho de una forma muy profesional , sino decir algo que haya elaborado yo misma a partir de tus notas.


abrazo
.

mateina dijo...

A mi me parece, Fernando, que vos querés decir que la acción de los medios se reduce a este mensaje: "compre, consuma y será feliz",
Sin embargo yo creo que lo que tratan de meternos en la cabeza y lo logran, es el miedo a todo.
No beba, no coma grasas, no fume, no tome sol,no salga tranquilo a la calle, no ame demasiado,no se olvide del chequeo médico,no duerma con los dos ojos, uno tiene que estar atento al posible ladrón, ,etc, y por las dudas no respire, (lo estamos contaminando,ja)
La lista sigue y no quiero cansarte con algo que queda muy claro. Lo que nos están inculcando, es el miedo a los otros, a la vida, a ser libre,, y si leíste el libro de Fromm,"El miedo a la libertad" para qué te voy a contar cómo sigue la historia.

Disculpame si hablas de Newton y yo salgo con las manzanas y si hablas de edulcorantes y yo salgo con Fromm,pero trato de ser lo más honesta posible: no quiero repetir conceptos que ya has dicho de una forma muy profesional , sino decir algo que haya elaborado yo misma a partir de tus notas.


abrazo
.

andal13 dijo...

¡Ay, Fernando, acabás de arruinarme la vida! Y la de mi nutricionista...

Ya mismo voy a abrirme las venas con un gajo de naranja orgánica.

SUSANA dijo...

Qué buena está esta información, Fer, desmitifica el uso de edulcorantes en las dietas.

En mi caso, no los he consumido ni consumo, sobre todo porque no me agrada el sabor. Uso el azúcar normalmente, y las mermeladas tradicionales. Me gusta la idea de regular las calorías mediante ejercicios.

Excelente Aporte!

Abrazo amigo!

SUSANA dijo...

Jajajajajá! Recién veo el comment de Andrea!

No te suicides Amiga, te queremos!!!!

FLACA dijo...

¡Ay,querido amigo!, me sacaste un peso de encima. No soy de comer tortas, postres, helados y dulce de leche, como la mayorìa de los uruguayos, pero n sabès cuánto sufro con el edulcorante en el café y en el café con leche (única azúcar que consumía diariamente).Ya me parecía que tanta pavada light no podía ser saludable,ahora mismo me voy a tirar el Chucker a la basura.
Gracias por aliviar ese sentimiento casi permanente de golosa culpa.jajajaja

Fernando Terreno dijo...

Gracias a todos por lo comentarios.
Pero, así como no quisiera cargar sobre mis espaldas con el peso de un suicidio (aunque sea tan dulce y con naranjita orgánica), tampoco lo haría con gramos de más o de menos, así que no se lo tomen al pié de la letra!
Eso sí, para septiembre, le empezaré a dar una mamaderita con chuker a algún lechón y veremos como llega a las fiestas, si es que llega.
Un abrazo
Fernando

Anónimo dijo...

uu, veo varias fallas en este articulo:
1. el pancreas solo produce insulina cuando determinada persona consume azucar (por azucar me refiero a sacarosa). las cosas dulces que uno ingiere no necesariamente significan que se producira insulina. los japoneses consumen poca carne (esto activa el pancreas al igual que el azucar) por eso engordan menos al comer dulces ya que el organismo no metaboliza el azucar transformandolo en grasa. es por esta razon que hay muchos japoneses con diabetes mellitus. muchos edulcorantes son mezclas de AZUCAR y endulzantes artificiales, es por esto que producen estos ataques de hambre.
2. el aspartame es seguro. solo que no es recomendado para personas con trastornos de animo
3. "light" no quiere decir que hace adelgazar. por definicion, "alimento light" es todo alimento que posee un 25% menos (como minimo) de calorias que el mismo producto pero en version no light. a proposito, todos los alimentos engordan, algunos en menos medida que otros, pero al fin todos lo hacen.

los alimentos light no prometen adelgazar, si uno come 20 kilos de paso es obvio que se va a engordar. nada de lo que el mercado hace propaganda es mentira, es solo que la gente lo tergiversa. la gente que lee esto solo quiere adelgazar de manera facil; lo unico que tienen que hacer es: comer menos de la ingesta minima diaria. hacer ejercicio ayuda si debes en cuando se quieren dar algun gusto como algun dulce.

Anónimo dijo...

*pasto

...

es muy importante que sepan darse cuenta que alimento aporta pocas calorias en grandes cantidades.
ej:
1 banana 150 gr = 120 calorias
X sandia 200 gr = 25 calorias.
es mucho mas conveniente comer 200 gramos o mas de sandia antes que una banana ya que uno se sacea mas y "engorda" muchisimo menos

Fernando Terreno dijo...

Anónimo:
Es muy posible que el artículo contenga errores y le agradezco su atenta lectura.
1. Su comentario sobre el funcionamiento del páncreas no coincide con el de algunos investigadores (V. Puddel, J. Westenhöffer).
2. De acuerdo con usted. El aspartamo es (posiblemente) seguro para todos aquellos a los no está contraindicado, como los que tienen PKU, los que no toleran alta fenilalanina en sangre, etc.)
3. No conocía la especificación esa de lo light. Muy interesante. Seguramente pertenece a algún código alimentario. ¿Me puede decir a cuál?

No estoy de acuerdo con usted en que nada de la propaganda del mercadeo es mentira y, por el otro lado, acuerdo totalmente en cuanto a eso de comer menos.

En general, no respondo a comentarios anónimos, de modo que para futuros intercambios le agradeceré identificarse.

Gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

Tengo desde hace años, una pregunta, no respondida por nadie. Por tal motivo, nuevamente expreso al ciber espacio la misma pregunta, con un comentario antes de formular la misma. Una empresa argentina, que elaboraba una extensa gama de productos dietéticos, a saber; edulcorantes, mermeladas, gelatinas, jugos y sopas, todos productos dietéticos (de gran rotación comercial) y cuya marca comercial; era SEMBLÉ Y CHUKER, ETC; producidos por la empresa Productos Hipocalòricos S.A.; ¿Qué sucedió con esta empresa y porqué se discontinuó la fabricación de la Línea Semblé? ¿La empresa, se fucionó, cerró por quiebra? ES MI PREGUNTA

Fernando Terreno dijo...

A Nónimo:
Desconozco las respuestas.