viernes, 25 de junio de 2010

Frases de película -6-

Frases de película 6
José María Gatica: ¡Dos potencias se saludan! ¡Cómo ruge la leonera, General!

José María Gatica: Pero... si yo nunca me metí en política. Siempre fui peronista.

Gatica (Edgardo Nieva), saluda a Juan D. Perón, que ha ido con Evita, al ring-side a ver una de sus peleas con Alfredo Prada. La segunda es su comentario cuando lo llevan preso después del golpe militar de 1955.
Gatica, el Mono, Argentina,(1993), Leonardo Favio

La película, además de ser una biografía del boxeador es una metáfora sobre el desarrollo, apogeo, caída y destrucción del primer peronismo o una épica del movimiento peronista. Sólo esto sería suficiente para reconocerla como excelente, pero tiene un valor agregado: es uno de los mejores alegatos contra el boxeo que he visto.
Con respecto a las frases, vale la pena decir que el autor de la primera, de difundido uso popular, es un escritor conocido: William Shakespeare; y la segunda es un homenaje de Favio a Osvaldo Soriano, pertenece a su novela No habrá más penas ni olvido y la pronuncia José María López en la película del mismo nombre.
(Dato de José Luis Barisani, que me alcanza la perla de una misma frase dicha en 2 películas. Andrea del blog Ajo y Agua me hizo llegar un caso similar, que está puesto en Frases de película -1- del 27 de junio de 2009)



Reverendo William J. Bryan: La Biblia lo dice claramente: el mundo fue creado el 23 de octubre del 4004 antes de Cristo, a las 9 de la mañana.
Clarence Darrow: ¿Hora del Este o del Oeste?

En la escena del juicio, el especialista en la Biblia pretende derrumbar la Teoría de la Evolución de Darwin apuntando a la fecha exacta de la creación del mundo para los cristianos, mientras el abogado defensor (Spencer Tracy) se burla poniendo en evidencia lo endeble del argumento.
Heredarás el viento, E.E.U.U., (1960), Stanley Kramer

En 1925, en Tennessee, el profesor de secundaria John Scopes (Dick York) fue echado de su cargo, por fanáticos religiosos encabezados por un predicador (Claude Akins), y llevado a juicio por enseñar la Teoría de la evolución de Darwin*.
El juicio real, conocido como “el Juicio del Mono”, dio lugar a un espectacular episodio de la jurisprudencia norteamericana, a una obra de teatro y a su versión cinematográfica, ambas muy exitosas.
La titánica batalla entre el abogado acusador (Fredric March, Oso de Plata en Berlín por este trabajo) y el de la defensa (Spencer Tracy) es una de las partes claves del film. La obra, de finales del macartismo, pone el acento en la oposición entre ciencia y religión y estimula la libertad de pensamiento y la tolerancia religiosa. Su título lo resume a la perfección y está tomado precisamente del Libro de los Proverbios: Aquel que cree disturbios en su casa heredará el viento y el tonto se convertirá en el sirviente del sabio de corazón.
*Todavía hoy (2010) sigue prohibida en algunos estados de ese país.
.

17 comentarios:

Marple dijo...

Me encanta el nombre de la película!Sin embargo el proverbio considera al viento como mala herencia.Hay vientos de primavera que son lindísimos o esos vientos que refescan el verano...
¿será el equivalente a "quien siembra vientos, cosecha tempestades"?
Lo de que el tonto será sirviente del sabio...ejem..habrá que verlo.:)
Muy interesante el tema planteado.
Fernando tú debes estar convencido de que la película ya es historia.

Hace poco una niña de 11 años me dijo.
- "A mi me dijeron que eso de que el hombre desciende del mono es mentira."
Le pregunté:
-Te lo dijeron en la iglesia?
-No, me lo dijo la profe del año pasado.
Estuve a punto de preguntarle si la profe también pensaba que la tierra era plana,pero vi que la niña era sincera.
Si me hubiera dicho que dos por dos es cinco,no me hubiera descolocado tanto.
Fue poreso que me he preocupado por leer sobre el tema y fue así que encontré la historia del profesor que se animó a enseñar a Darwin, en 1925.
La cuestión es que mi anécdota se desarrolla en el 2010...
Creo, como otros más importantes que yo, que hay una vuelta a la Edad Media,(guerras por religión y todas esas cosas).
Esperemos que a Dan Brown no se le ocurra ubicar al Santo Grial en el Río de la Plata.
Cruzadas a la vista!!!

Fernando Terreno dijo...

Marple:
Sí, es esa la acepción que le da a "vientos", la de "tempestades".
Con relación a eso de que el hombre desciende del mono, hay una hermosa frase de un biólogo argentino, Alberto Kornblihtt, que dice: "El hombre no desciende del mono, el hombre ES un mono". No somos una evolución de los monos sino una de las numerosas especies de monos que se desarrolló. Sí descendemos de los Cromagnones y de ellos somos la versión más linda y depilada que sigue viva por estos campos.
La peli es un lindo material para la secundaria.
La nueva Cruzada está por comenzar en Irán, en el Río de la Plata no joderán, por ahora.

Un abrazo

El Santi dijo...

FERNANDO:

Yo del viento lo ignoro todo.
Lo que sí me consta, bueno, más o menos, es que la profe esa tenía razón. Porque yo, como buen vago que soy, además de Veterinaria, Magisterio, clarinete, fagot, y oboe, estudié Paleontología (aclaro que con todo eso que estudié nunca hice nada)
Pero me quedó claro que no venimos de los monos, por lo menos, no de los antropomorfos. De ellos somos como primos hermanos. Ramas de un mismo tronco. Parece que hubo un montón de variantes de primates, las más de las cuales quedaron por el camino de la evolución. Nadie sabe por qué carajo nosotros sobrevivimos tanto si hasta hay quien dice que venimos de los lemures, unos pre-primates que se parecen más a un mapache que a un mono. El hombre es un desastre, medio pelado, se caga de frío y de calor y se ha pasado siglos tratando de demostrar que no es un bicho. Creo que ese es su secreto, más que el cerebro. El hombre sobrevivió porque inventó la vanidad.
Y el fútbol. Eso nos distingue.
¿conocen algún mono que juegue al fútbol? Boxear boxean hasta los canguros, pero fóbal...
Por eso se salvó el hombre. Porque se la cree. Hay que creerse Dios. Como Maradona. Se la re-cree y por eso de repente tenemos a Argentina campeón en este mundial. Y por eso le damos tanta importancia a estos campeonatos. Porque competimos para ver quién es más "humano", jugando a un juego tan complejo e imprevisible como la guerra o como la lucha por la sobrevivencia de la especie.
Lo repito, ningún bicho puede jugar al fóbal.

Y hablando de eso, felicitaciones por lo de México, a pesar del gol trucho, fueron ustedes muchísimo más. Cagones los mexicanos che.

Fernando Terreno dijo...

Santiago:
Muy bueno lo suyo, no tenía idea de eso de los lemures, pero lo mejor es el asunto de la teoría de "impulsión a vanidad".
Y hablando de eso, precisamente, ahora vienen partidos bravos, pero por primera vez expreso mi deseo de que nos tengamos que ver las caras con ustedes (futbolísticamente hablando), y si es posible pedir, si las fantasías son gratis, que sea por el primer puesto (por el tercero también me conformo).
¡Estuve viendo el programa y esto significaría que tanto la celeste como la albiceleste pasan los cuartos victoriosos!
Un abrazo.

Marple dijo...

No sé si el santi me tomó el pelo, pero o sospecho.
La profe esa no sabe ni la palabra "lemur". Se refería a la historia de la creación de la Biblia.
Según tengo entendido, lo que diferencia al hombre del animal es la idea de la muerte y de ahí todo el lío que se arma en la vida.

América dijo...

Muy interesante esta entrada,despues de leida y revisando tus respuestas a tu comentarista me voy con esto "El hombre no desciende del mono, el hombre ES un mono"...Es que hoy me va que ni pintado.

Un abrazo Fernando.

Fernando Terreno dijo...

Marple:
!Ah, la idea de la muerte! Eso, eso. También estoy de acuerdo con eso.
Me parece que si sigo estando de acuerdo con todos, me voy a tener que presentar en las próximas elecciones... ¿A ver si me ayudan a descubrir una oculta vocación de político?

América:
Es realmente una frase que tiene lo suyo. Pero eso de que hoy "te vaya como anillo al dedo" es lo que la hace más interesante y alimenta nuestra imaginación.

Un abrazo.

Marple dijo...

Fernando:
lo lamento ,no te veo en el Poder, algunos tenemos vocación de estar siempre detrás de las barricadas:) ¿se entiende esta palabra o es medio antigua?

FLACA dijo...

Yo no voy a filosofar, a esta hora tengo sueño y estoy cansada. Sólo voy a decir que la primera vez que fui al teatro en mi vida fue a ver "HEREDARÁS EL VIENTO" en "El Galpón"en 1974, ya estábamos en Dictadura y aún no habían clausurado ese teatro.
Imaginarás cuánto me tocó esa obra y más en ese momento.

El Santi dijo...

Pah Flaca, y qué ventarrón se vino después...

El Santi dijo...

FERNANDO:

Creo que nos tendríamos que dar por satisfechos si pasamos lo de Ghana. Ahí somos Gardel. Pero no tenemos cuadro para encarar ni a Brasil, ni a ustedes ni a Holanda.
Pero de dar lástima durante años, a esto de hoy, hay un paso enorme.

El Santi dijo...

Todo bien con eso de la idea de la muerte. Pero entonces, si no tienen ni idea, ¿por qué los perros se cuidan al cruzar a calle?¿por qué las vacas lloran frente a los cueros colgados de otras vacas?
¿No se darán un poco de cuenta?
¿cómo se hace para saber lo que hay en la cabeza de un mono?
Claro. No poseen la palabra. Por eso no pueden nombrar a la parca. Y al no poder nombrarla no la conciben. Entonces lo que nos distingue de los bichos, además del fóbal, es el lenguaje. Que es un sistema de símbolos. Así que somos un animal simbólico, y de vez en cuando, también somos un animal boludo, porque estamos embarcados en una pelea perdida de antemano contra la huesuda.

Marple dijo...

Santi:

Que te conteste Fernando que es el dueño del blog y tiene alma de científico o mejor dicho es científico.


PD)así como al pasar...¿hay animales que se ríen?

Fernando Terreno dijo...

Flaca:
Qué casualidad. ¿Así que debutaste con esa? Muy bueno.

Santi:
Vos planteás preguntas serias y yo, como siempre que no tengo la menor idea de algo, me sale la veta humorística como posible respuesta.
Me parece que una cosa es el instinto de supervivencia, de reproducirse y otra es la "idea" de la muerte.
No sabía era eso de que las vacas lloraran cuando veían un cuero colgado... pero me hizo recordar que "el que se quemó con leche, cuando ve una vaca, llora".

En cuanto a lo IMPORTANTE, es cierto todo lo que podamos decir, pero nuestros corazoncitos, piden un pequeño milagrito, para que podamos aferrarnos a él (que por otra parte es el mismo sistema que usa la iglesia -con unos milagritos hechos hace 2000 años-, y las demás religiones, también).
¿Podrá ser?
Erigiremos nuevos y correspondientes altares, sacrificaremos un becerro y lo haremos al asador y tomaremos cantidades importantes de vino, como para que todo quede santificado.

Marple:
He visto a Bielsa y a Capello reirse en unas tomas televisivas, así que podemos concluir que los anmales ríen. Y cobran por ser y hacerse los boludos y reirse de los que les pagan.

Un abrazo y vamo arriba!

El Santi dijo...

FERNANDO:

Lo del llanto de las vacas está acá:

LA CARNICERÍA DE LOS MACIERA Y EL LLANTO DE LAS VACAS

Es un capítulo de las memorias del Tata.
Si podés darte una vuelta por ahí, creo que te va a gustar. A la izquierda hay una ista de los capítulos uno por uno.

Y te pego el fragmento de ese capítulo donde el viejo habla de eso.

“En casa había una planta de ajíes que era casi un arbolito; en invierno perdía las hojas pero no moría. Daba unos ajíes chiquitos terribles; más que puta parió eran que te recontra. Cuando maduros, llenaba un lata de aceite con ellos y los llevaba para condimentar los chorizos. Me daban 20 centésimos. Un platal.
Al volver, pasaba por el matadero donde, terminada la faena colgaban los cueros en el cerco para después curtirlos. Al atardecer, cuando el ganado regresaba del pastoreo, tenía lugar un espectáculo estremecedor. Los animales se paraban en semicírculo frente a los cueros e iniciaban lo que los paisanos llaman el lloradero. Mugen pero no con el mugido normal; es un lamento prolongado de una tristeza conmovedora. No sé si otros animales tienen esa costumbre colectiva. Recuerdo que la primera vez que los oí, al acostarme, entredormido me parecía seguir escuchándolos.”

Marple dijo...

Fernando, escribe algo nuevo.Me estoy poniendo nerviosa.
Hoy en mi casa hablamos sobre este tema, es decir las diferencias entre animales y hombres.Cuanto más hablamos encontramos menos diferencias.
Creo qe me volveré vegetariana.

Fernando Terreno dijo...

Santiago:
Estuve por "Los recuerdos del Tata". Me parece que pasaré varias tardes por allí.
¿Es algo así como el antecesor de El blog del Tata? Hasta que dijiste, si te queda lata seguila solo, porque el hombre no tenía fin, ¿no?. Muy lindo.
Un abrazo para él y para Bea.

Marple:
Shhhh, no te crucés frente al aparato que estamos viendo el partido...
Puse algo livianito, como para ir tirando, pero en unos dias pondré algo más sustancioso.
Un abrazo.