jueves, 10 de junio de 2010

Israel: el triunfo de Hitler

.

Israel: el triunfo de Hitler

La historia muestra varios casos en que los vencidos transfieren su ideología a sus vencedores: Roma venció a Grecia, pero esta le pasó sus ideas y su cultura; las ideas de la Revolución Francesa se difundieron más allá de la derrota militar de Francia y la reposición de las monarquías.

El operativo militar sobre los barcos que transportaban ayuda humanitaria a Gaza agrega un eslabón más a las innumerables agresiones que viene perpetrando Israel hace largo tiempo: la ocupación del 2008 y el bloqueo desde el 2007 ; la invasión a la República del Líbano en el 2006, y a una larga serie de masacres militares y operativos de anexión de territorios de países vecinos.
Todas estas agresiones y actos de guerra han sido realizados bajo la ayuda y el paraguas protector, diplomático y militar, de los EEUU, la superpotencia militar que se ha consolidado, por sobre sus propios aliados, como la vencedora de la Segunda Guerra Mundial.

Ese paraguas resulta evidente, observando las votaciones en las Naciones Unidas sobre asuntos referidos a temas Coloniales, bloqueo a Cuba, Islas Malvinas, etc. En las resoluciones de carácter general las votaciones resultan de entre 120 y 187 países a favor; contra 1 a 4 en contra: EEUU, Israel, Islas Marshall y Palau o Micronesia.
Para decirlo clarito: la Casa Central, la Sucursal y alguno que otro Quiosco. O más claro aún, Israel es la punta de lanza, en Medio Oriente, de la maquinaria militar criminal de los EEUU.

Asimismo es imposible dejar de asociar la invasión al Líbano, a la invasión-anexión de Checoeslovaquia y los sudetes por las tropas de Hitler; la masacre del pueblo palestino y la deportación de niños, al genocidio y la “limpieza étnica”; y la legalización de la tortura, con las prácticas nazis. Una vez más la historia se repite como tragedia y el vencedor adopta la ideología de aquel contra el que supuestamente luchaba.
Por todo esto, las acciones político militares de la actual conducción del Estado de Israel, convierten a Israel en el mejor triunfo de Hitler.
.

3 comentarios:

Marple dijo...

Los vaivenes de la Historia son tan asombrosos como los misterios del alma humana.
Apelo al humor para inventarte un proverbio :
"Mira bien a tu enemigo porque es el lado oscuro de tu corazón".
Digamos que tiene una influencia claramente jungiana por todo aquello de que es nuestra sombra la que proyectamos en los que odiamos.
El tema que trataste es terrible, y como creo que todos somos parte de la suerte del mundo, cuando me enojo mucho con alguien y ando bordeando el odio, paro,pienso y me asusto de lo que estoy revelando de mí misma.

Firme en la interminable búsqueda de la paz y la sabiduría,
te envío un abrazo.

FLACA dijo...

Totalmente de acuerdo contigo,Fernando.

El Santi dijo...

No sé si es el triunfo de Hitler o es , no más, el triunfo del lado oscuro que dice Marple. Que cualquier raza o nación o ser humano puede mostrar su lado de bestia asesina y despiadada si se dan las circunstancias requeridas. Es duro asumir que los seres humanos somos potencialmente eso. Y haber sido víctimas no nos salva de ser victimarios a nuestro turno. Pareciera que el pueblo judío, justamente por haber sido muy victimizado, se siente con mayor dereecho e impunidad para ser victimario. Casi todos los señores golpeadores han sido a su vez cagados a rebencazos por sus respectivos padres.
A veces parece clarísimo quiénes son los malos y eso nos viene bien, para no ver nuestro propio lado oscuro, ese que dice Marple.
A veces sospecho que la pedagogía militar no se basa en inculcar amor a la Patria, ni el odio al enemigo, ni el temor al otro sino que apela a algo más básico, apela al placer, el placer orgásmico de asesinar impunemente y eso es lo que nos aterroriza, pensar que es posible que seamos nosotros los que estemos ahí apretando el gatillo apuntando a la cabeza de un tipo indefenso y disfrutándolo. ¿quién dijo que nosotros no podríamos llegar a hacerlo, llegado el caso?
Hay una película estadounidense en la que un padre, en tren de investigar la muerte de su hijo en una unidad militar en EEUU, va descubriendo de a poco, con horror, las cosas que su hijo hizo en Irak, hasta desconocerlo por completo.

Felicitaciones por el debut en el Mundial.
El Messi que no ni no. Que no le pase nada a ese muchacho.