domingo, 8 de mayo de 2011

Mujeres singulares (y plurales) -2-

Lou Andreas Salomé
Una mujer entre dos siglos

Louise Salomé nació en San Petersburgo (Rusia) en 1861 y murió en Göttingen (Alemania en 1937). Escritora, ensayista, amiga de Nietzche, Rilke, Wedekind y Freud, con quien se formó en el psicoanálisis, al que dedicó sus últimos 25 años.
En su vida se condensa toda la evolución político cultural de Europa desde finales del siglo XIX hasta bien entrado el siglo XX. Su talento desborda todos los lugares por los que pasó, fue la musa de numerosas personalidades y participó en las más controvertidas corrientes del pensamiento occidental.
Tan singular es su contribución como catalizadora y productora de hechos culturales que no puedo dejar de preguntarme si ella estaba donde las cosas pasaban, o pasaban cosas porque ella estaba allí.

Provenía de una familia aristocrática judía, la madre pertenecía a la burguesía industrial y el padre era un militar al servicio del Zar. Una temporada en la Universidad de Zurich y en Roma, acompañada por su madre, la pusieron en contacto con la intelectualidad alemana. Allí conoció (con 21 años, en 1882) a su novio Paul Ree y a Friedrich Nietzsche (a la sazón 38 años) que se enamoró de ella y al que luego de unos años de complicada relación **, rechazó definitivamente para casarse, en 1887, con el orientalista y filólogo Frederick Carl Andreas, dieciséis años mayor que ella.

Acá hago una parada para señalar un par de cosas que me llamaron la atención.
La primera es que el círculo intelectual mencionado y del que formaba parte Nietzsche, liderado intelectualmente, entre otros, por Richard Wagner; era nacionalista, antisemita y ya empezaba a hacer el panegírico de la raza aria.
La segunda es que el matrimonio con Andreas duró cuarenta años y nunca se consumó, es decir vivieron, cada uno por su lado, en una relación contractual y afectiva libre (condición impuesta por ella). Al parecer fue virgen hasta un tiempo después de su matrimonio.

Nietzche escribió Así habló Zaratustra en 1885, donde trató de exorcizar el desengaño amoroso y ella una biografía del filósofo, que publicó en 1894.
Hacia 1897 conoció a Rilke y tuvieron un encuentro intelectual y amoroso (ella 37, él 21) que duró varios años, durante los cuales visitaron a Pushkin y a Tolstoi en su experimento comunitario de Yásnaya Poliana. Para 1901 el romance tuvo su fin, Lou que era infiel por naturaleza (“yo soy siempre fiel a mis recuerdos, a las personas, jamás”) se separó de Rilke, aunque, hasta la muerte del poeta en 1926, la amistad entre los dos continuó en forma epistolar.

En 1911 llegó a conocer a Freud, a través de un amigo-amante psicoterapeuta, y se convirtió en su alumna. Las relaciones entre ambos se basaron desde el principio en un sentimiento de mutuo respeto y con los años se hicieron cada vez más sólidas. Dedicó al psicoanálisis el resto de su vida y produjo aportes y trabajos significativos sobre el erotismo y el narcisismo. Lou Andreas-Salomé murió en Göttingen, siete años después que su marido, en la casa que compartían. Después de la ceremonia, la Gestapo quemó su biblioteca.
Su nacimiento coincidió con un hecho histórico muy importante para Rusia (y toda Europa): la emancipación del siervo de la gleba, que fue el inicio de los grandes cambios políticos que desembocaron en la Revolución de Octubre de 1917. Su muerte ocurrió en el apogeo del nazismo. Podemos decir, con seguridad, que su vida fue un símbolo de los grandes cambios que marcaron el siglo XX.


**Entre otras cosas, se llevaba muy mal con la hermana de Nietzche, protagonista de esta anécdota:

En 1881, inspirado en un escrito de Richard Wagner y en su antisemitismo, Bernhard Förster, viajó a Paraguay para ubicar allí un asentamiento alemán: fundar allí “Nueva Germania”. Su idea era crear una comunidad modelo en el Nuevo mundo y mostrar la superioridad alemana. Estaba casado con Elisabeth Nietzsche, hermana del filósofo, que lo acompañó en la aventura.
El proyecto fracasó y Förster se trasladó a otra colonia, a San Bernardino, hospedándose en el Hotel del Lago. Allí pasó sus últimas seis semanas de vida, se suicidó en su cuarto, el 3 de junio de 1889, envenenándose con una combinación de morfina y estricnina. Fue sepultado en el cementerio de la ciudad.
El proyecto quedó en manos de Elizabeth que, vuelta a Alemania, encontró al filósofo sumergido en la locura causada por la sífilis. Ni siquiera se pudo enterarse que había heredado parte de "Nueva Germania" por la voluntad del Dr. Förster expuesta en su testamento.
En 1934, Adolfo Hitler ordenó un servicio funerario en su memoria, arrojando tierra alemana alrededor de la tumba en San Bernardino.



Lou y Nietzche por Grau Santos
Lou, Ree y Nietzche es una significativa fotografía.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Gua! Qué mina..y que linda!
cata

Anónimo dijo...

Hay un dataza sobre la Salome, el Freud, y uno de los mas destacados
discipulos del Sigi, Victor Tausk, que ha sido "pudorosamente" omitido por la historia oficial del psicoanalisis y terminó tragicamente con el suicidio de Tausk. Ver "Freud y sus discipulos" y "Hermano animal"
ambos de Paul Roazen, Alianza Editorial. Aca, en Bs.As. los psicoanalistas hacen mutis por el foro.

Anónimo dijo...

Acabo de ver en wipkipedia y hay una suscinta data sobre la tragica historia de esos triangulos de mas de tres vertices, pero cada uno de ellos son de un valor intelectual y pasional extraordinario.
Diria un analista..A Ud que le parece?

Fernando Terreno dijo...

cata:
¿Te acordás, las mujeres aquellas,
minas (in)fieles, de gran corazón
que en los bailes de Laura peleaban,
cada cual defendiendo su amor...?
Sí, un minón.

Anónimo:
Gracias por el dato, muy interesante. Trataré de encontrarlo a don Roazen.
...
Es la hora... seguimos la semana que viene.

Gracias a ambos

andal13 dijo...

Ahora te digo, que se apellidara Salomé... ¡Se le fue la mano al guionista de dios!

Fernando Terreno dijo...

andal13:
Así es, mi tío Juan Bautista no hubiera querido ni que se la presente...
Un abrazo

cr dijo...

Chapó para esta mujer.
Gracias por la historia Fernando.

Un abrazo

Mirá esta edición de Libros del Zorzal: http://www.delzorzal.com/libros/trazos/232-rainer-maria-rilke

Fernando Terreno dijo...

cr:
Estuve pispeando en Del Zorzal. Qué interesante. De modo que también es biógrafa de Rilke.
Gracias.

Anónimo dijo...

Que destino el de los paraguayos, en 1860 la Guerra de la triple infamia y 20 años despues ese proyecto nazi. No estaran ojeados? Ese pueblito San Bernardino es lindisimo, esta el borde del Lago Azul De Ypacaray

Fernando Terreno dijo...

¡Eso! Vamos a cantar guaranias al lago y tomar mate con chipá.