sábado, 23 de agosto de 2008

Eduardo Wolovelsky - Divulgación científica

.

La entrada de hoy es para recomendar a un autor argentino de libros de divulgación científica. En general, al hacer divulgación, los temas son presentados de manera muy atractiva, pero casi siempre resulta imposible desprenderse de la idea de “golpe de suerte”, o de “casualidad”, o de “final feliz”, al referirse a tal o cual descubrimiento. Eso cuando el divulgador no intenta aparecer, él mismo, como un genio o estrellita de cine, compitiendo con el propio autor del aporte científico en cuestión.

Personalmente, de los que he leído y escuchado en los últimos tiempos, quien más me ha impresionado y atrapado es, sin dudas, Eduardo Wolovelsky; autor de El descubrimiento de las bacterias y el experimento 606, Eudeba, 2003. En esta obra, muestra, en un modo simple y claro, las idas y vueltas que afrontaron las personas involucradas en el descubrimiento de esos microorganismos y en el desarrollo de las sustancias para combatir enfermedades. Comienza con el desarrollo del microscopio por parte de un comerciante de telas holandés y sigue por el camino recorrido durante más de doscientos años, hasta que se logra vincular a ciertos gérmenes, como los causantes de enfermedades en humanos y animales.

Los libros de Wolovelsky no son paquetes cerrados, se van completando con el lector que los tiene entre sus manos. En El medio interior, Ediciones Novedades Educativas, plantea interrogantes éticos o límites sobre la experimentación con animales que llevamos a cabo los humanos en el desarrollo de la medicina.
En Hombres de hielo, Ediciones Noveduc, 2006, pensado para niños (que se lee en tres minutos), relata con soltura la más dura decisión que tomó Amundsen durante su viaje al Polo Sur. Certezas y controversias, Libros del Rojas, 2004, presenta diferentes enfoques sobre el tema de la divulgación científica y deja al lector la responsabilidad de sacar sus conclusiones o seguir elaborando su propio punto de vista.

En algún otro libro y en sus charlas aparecen con frecuencia referencias al holocausto judío y al racismo, que a pesar de lo reiterativas y a cierto aire de fábula con moraleja, dejan lugar para la reflexión.
En síntesis, un autor para no dejar pasar si se cruza con él y la certeza de que estará frente a alguien que lo considera un interlocutor inteligente, con el que es posible un diálogo estimulante y enriquecedor; no delante de alguien que cree tener todo el saber, sino de una persona llena de preguntas y que estimula nuestros propios interrogantes.
Fernando Terreno


En este sitio se puede acceder a algunos de sus trabajos:
http://www.proyectonautilus.com.ar/web/
.

8 comentarios:

DiegoX dijo...

Acabo de volver de una disertación dictada por dicho personaje, exelente ciertamente.

Enseñanza de las ciencias dijo...

He leido algunos de sus libros, y ninguno tiene desperdicio, creo que es el divulgador y crítico de la Ciencia más respetable de la Argentina (quizas el único). Principalmente creo que "El siglo Ausente", Ediciones Del Zorzal, 2008, es uno de los mejores libros acerca de la enseñanza de las ciencias que he leído.

Fernando Terreno dijo...

DiegoX:
Con disculpas por la tardanza, me alegro en que hayas disfrutado de una charla de E.W.
Enseñanza de las ciencias:
Coincido con tu opinión y te agradezco el dato de "El siglo Ausente", que voy a tratar de leer.
Un abrazo a ambos.
Fernando Terreno

Anónimo dijo...

tambièn opino lo mismo. leì AGUA Y ADOBE, LOS MICROBIOS DE LA CONQUISTA , y ya lo estoy aplicando con mis alumnos en el aula. una forma de estudiar en forma interrelacionada historia y Ciencias Naturales, amena e interesante.me encantò!!!!!!!!!!

Fernando Terreno dijo...

Gracias por el dato de Agua y adobe, que no conocía. Leí El siglo ausente que recomendo hace un año otro lector y me pareció excelente.
Suerte.

cr dijo...

Mal de mi parte que no había leído sus libros, estuve en un congreso de comunicación de la ciencia en La Docta y disfruté muchísimo de su charla.
Es un personaje que se planta a criticar aquello que muy pocos se atreven. No para de hablar, y es sumamente interesante... (¿me dará trabajo en su grupo?)

Abrazo!

Lorena Schevalie dijo...

Tengo la oportunidad de participar de un ciclo de cine sin desperdicio a cargo del profesor Wolovelsky.
No sólo es una eminencia para la Argentina sino que es un divulgador excelente.

Fernando Terreno dijo...

Lorena:
Si podés, mandáme los datos del ciclo de cine de E.W. al correo
fecosol@gmail.com
Gracias