martes, 20 de noviembre de 2012

Nombres de barcos -4-

Hoy toca el turno a los barcos con nombre de bebidas o tragos.


Tequila
El hermoso Domato 49 de Juan Carlos P., que ha paseado su quilla por todo el Brasil y cuya sala de máquinas está preparada para todo y siempre a son de mar, lleva el nombre de la tradicional bebida mexicana.
El tequila es una bebida alcohólica destilada a partir de los jugos fermentados obtenidos del corazón del agave azul (luego de cocinarlo con leña), tomó el nombre de la localidad del estado de Jalisco donde se lo empezó a fabricar originalmente. Generalmente se lo toma puro, pero hay un trago delicioso hecho con él, con el agregado de limón, hielo y cointreau: el Margarita. ¡Salud!



Tom Collins
Así se llama el Repunte 88, dibujo de R. Rovere, de Pepe Fuera del Borda y la Licenciada Bolonqui que, además de organizar las famosas “Charlas en el cockpit”, andan por el delta con su Acción Solidaria y muchas otras actividades.
Por supuesto que el nombre es el del famoso cóctel en base a Gin o Ginebra, limón y azúcar, con un toque de soda más hielo a gusto y una cereza para decoración (muy difundido en los años 19...??). ¡hic!

Gin tonic
Lleva este nombre un F&C 31 que he visto algunos veranos por la costa uruguaya. El barco es un diseño de Frers sobre la base del cual se hizo, más tarde, el Roy 32.
El gin-tonic es un trago mezcla de Ginebra con Agua Tónica. La ginebra es un aguardiente obtenido de la destilación de la cebada, aromatizada con enebro y cardamomo. El Agua Tónica, es agua carbonatada con sabor a Cuasia Amara y que originalmente (cuando la inventó el Sr. Schweppes) tenía quinina. ¡No me digan que esto no es lo mejor del asunto, ya que podemos invocar que lo tomamos como prevención del paludismo…!



Tinto
Un 50 pies con orza, diseño de Roberto Rovere, que ganó la cinta azul de las 500 Millas del Río de la Plata 2010.
El barco es precioso y ¡qué decir de la bebida con la que comparte el nombre!
Cantado por poetas, loado por publicistas y tomado por amigos que, por suerte, invitan.
Acá va una pequeña selección de frases alusivas:
“Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar y viejos autores para leer.”
“El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte.”
“El vino es la bebida de los pueblos fuertes”
“De la mujer y el vino no te burles compañero.”
“In vino veritas”
Y por si todo esto fuera poco, el color borravino es de los más lindos del espectro.

Cabernet
Entre otros, lleva este nombre un Match 30 (diseño de G. Frers) que ha ganado varias regatas importantes (en el 2008 ganó la regata a Punta del Este) y a pesar de los años, sigue firme dando lucha en cuanto campeonato puede anotarse.
Por supuesto que el nombre hace referencia a una de las más prestigiosas cepas de los viñedos franceses, que da unos tintos espectaculares en cualquiera de sus variantes: franc o sauvignon. Tan reconocida y consolidada está, que el escritor español Manuel Vázquez Montalbán se refería a ella de la siguiente manera: “Tenemos que hacer algo para acabar con la tiranía del cabernet-sauvignon.”
Original de la región francesa de Burdeos se ha adaptado a suelos y climas diferentes por todo el mundo, desde Mendoza, Argentina hasta Chile, pasando por Australia y Canadá.

Malbec
Varios barcos llevan este nombre y hay, en la Argentina, un astillero, Oceantech,  que llama así a todos los modelos produce, desde el Mystic Malbec de 20 pies hasta el Malbec 410, de 41 pies de eslora.
Originaria de Francia se ha consolidado como la cepa insignia de la vitivinicultura argentina. Más de la tercera parte de los vinos que exportamos son de esta cepa que se ha adaptado a la perfección al clima cordillerano en general y al de Mendoza en particular.
Los vinos resultantes son frutados y de un color rojo fuerte tirando al púrpura.
¡Y extraordinarios!
.

4 comentarios:

Susana Peiro dijo...


La Pulpera es una caja de sorpresas…deliciosas sorpresas.
El primer gesto fue decir ¡mozo, traiga las bebidas en este orden! Pero no, arranco con el Malbec, cepa insignia de mi terroir y ligada indefectiblemente a mi vida. Sí, estimado Amigo, los vinos resultantes son extraordinarios, mucho más si provienen de Tupungato, lugar donde estas uvas alcanzan una calidad superlativa. Altura, suelo, agua proveniente del deshielo de la cordillera de Los Andes, clima, todo influye en las características organolépticas.
Saber (por su excelente artículo) que varios barcos llevan el nombre es, como le decía, una deliciosa sorpresa para quien le escribe. ¡Muchas Gracias! Y ¡a su salud!

Fernando Terreno dijo...

Susana:
Agradecidísmo que estoy con tu comentario y tu visita.
Pero si de sorpresas hablamos, la que me ha dado la prometedora foto que has puesto en tu blog (http://lacuevadesusana.blogspot.com.ar/) me tiene todo alterado. Tanto más, porque algún demonio informático maligno no me permite acceder a profundizar la relación con la señorita... (¿tenés idea de lo que pede estar pasando?)
Un abrazo

Susana Peiro dijo...

Jajajajajajaja! ¡Me has hecho reír con muchas ganas, Fer! Si es la foto que creo (en el artículo "Se dice de mí" con los dichos medievales)se trata de una foto de colección de los '70, en un cálculo rápido la Señorita debe tener en la actualidad unos 65 años largos...
Luego, esa plantilla nueva tiene sus bemoles, ni Vos podés profundizar la relación con la señorita, ni yo publicar tranquila!

Un abrazo!

Fernando Terreno dijo...

Ay Susana:
¡Las mujeres siempre son,
las que matan la ilusión!
De todos modos te agradezco, porque es muy cierto, eso tan llamativo de la foto debe haber evolucionado...
Otra vez será. ¿Será?
Gracias nuevamente.