jueves, 15 de noviembre de 2012

Quinientas


La Pulpera ha superado las quinientas entradas, con esta son quinientas cinco.
Si me preguntan cómo ocurrió, tendré que responder que “fue sin querer queriendo…”, como dice El chavo del 8; lo que no quita ni un gramo del orgullo que provoca superar esa cifra.
Nada dice eso acerca de calidad de los textos, que en muchos casos deja bastante que desear pero, con seguridad, unos cuantos son rescatables y un puñado de ellos han resultado especialmente divertidos a varias personas  -además de mi Tía Norma P. y otros lectores amigos-.

Solo para dar una idea de lo que el número significa me voy a permitir hacer algunas referencias, lo que no implica ni por asomo ubicarse en esas alturas. Se trata de poner un poco de humor en la mirada y, ya que nos vamos a comparar, hacerlo con algunos grandes títulos. Veamos estos ejemplos:

Las ciento y una, de D. F. Sarmiento.
El tipo las llamó así, pero en realidad son cinco cartas en respuesta a Las cartas quillotanas de J. B. Alberdi. Con esto queda demostrado lo farolero que era el cuyano ese y lo lejos que estaba de llegar a las quinientas.

Las mil y una noches, los cuentos de Scherezade y de muchos otros autores, apenas superan las trescientas historias; por otra parte más que suficientes para salvar la cabeza de la buenamoza, porque el Rey Schariar antes de que le contara la número cincuenta ya estaba enamorado hasta las verijas.

Setenta veces siete, de Dalmiro Sáenz o del Evangelio según San Mateo (18, 21, 22); que si los números no me fallan da 490, lo que no es poco pero queda por debajo de la marca de La Pulpera.

Pero por aquello de que “siempre encuentra aquel que teje, otro mejor tejedor”, nobleza obliga a mencionar aquí a un libro (y a su autora) que ha superado todo lo imaginable: El libro de Doña Petrona de Petrona Carrizo de Gandulfo.
Con más de 100 ediciones, de tres millones de ejemplares vendidos desde 1930 a la fecha (solo superados en nuestro país por el Martín Fierro) y de 3000 recetas, la señora vuelve a poner las cosas en su lugar y a sacudir los egos con un baño de realismo. ¡Grande Doña Petrona! La Pulpera no pretende alcanzarla pero tratará de perseverar.

Gracias a todos, a los lectores ocasionales y a los seguidores de siempre. Están invitados al festejo, pidan lo que deseen, hoy hay canilla libre.


En las ilustraciones, tres históricas "quinientas": una Topolino de 1936, luego una del 58 -viejita pero todavía esplendorosa- y la nueva, decorada por Gucci.
.

3 comentarios:

cr dijo...

¡Salud Pulpero! Me llevo una copa llena para ir degustando en el camino.

Saludos!

Anónimo dijo...

Otra cifra famosa pero largamente superada por LaPulpera sería La Chancha los 20, donde habria que ponderar cuantas unidades se deben adjudicar a La Chancha.
Vamo Terreno todavía...a esta altura habria que llamarte Todo Terreno. Huyy casi me sale todo el PODER A TERRENO. FE LI CI TA CIO NESSSS

Fernando Terreno dijo...

Gracias por los deseos y el humor. Faltó la "máquina de hacer chorizos" y ya teníamos todo, además de la "chancha ay los 20.
¿Se sirven otra copita?