jueves, 19 de marzo de 2009

La profesión de Dios

.

La profesión de Dios
Dedicado al Arquitecto Adrián Latzke Blake

Estaba reunida la Convención Nacional de Colegios Profesionales discutiendo acerca de la profesión de Dios.
Tomó la palabra el representante de los Abogados para decir que, sin dudas, Dios debía ser uno de ellos, dado que lo primero que le entregó al hombre fueron “Las Tablas de la Ley”.
El representante de los Contadores argumentó que, dado que llevaba un detallado registro de los pecados y de las faltas cometidas para utilizar en el balance o juicio final, ellos suponían que era Contador.
Los Médicos, pensaban que era un colega , porque “esencialmente es un curador, de almas, pero curador al fin”.
Para mí, es Ingeniero Electrónico, dijo el representante de esa especialidad. Todo nuestro ser está comandado por el cerebro, que es como una gran computadora.
En ese momento habló el representante de Arquitectura, y cuando todos esperaban la obviedad de que Dios debería ser Arquitecto, que incluso lo llamamos el Gran Arquitecto, etc. etc.; sorprendió a todos postulando que para ellos Dios, indudablemente, era INGENIERO CIVIL. Dado que es conocida la animosidad entre las dos profesiones, se produjo un largo murmullo en la sala, y continuó: -¿A qué otro se le puede haber ocurrido poner una salida cloacal tan cerca de un área recreativa?



La viñeta es de Faro, humorista catalán.
No recuerdo al autor de la instalación de la foto.
.

4 comentarios:

América dijo...

jajajaja,Dios es todo ,el creador,buena rreflexión nos trae,para pensar verdad?

Cecilia dijo...

Che muy bueno tu blog! me encnato! felicitaciones. Voy a seguir pasando. saludos

Santiago dijo...

Bueno,el chiste está demás. Yo conozco gente de las dos profesiones y son exactamente así.
Y la tabla de water conceptual es impecable e ilustra el chiste a la perfección.
Un abrazo

AdrianLB dijo...

Muchas Gracias Fernando!
muy buen chiste y espero hacer honor a tal concepto de la rigurosidad con la que analizamos la funcionalidad los de mi profesion.
abrazos