viernes, 22 de mayo de 2009

Jorge Luis Bartolo Borges

.

Jorge Luis Bartolo Borges
“Bartolo toca la flauta de pura casualidad” dice el refrán popular y se refiere a alguien que no es muy ducho en alguna materia o cuestión. Más aún, se ha popularizado la expresión bartolear para referirse a alguna cosa hecha sin conocimiento acabado.

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius
En este cuento Borges hace esta referencia textual “... hablamos del sistema duodecimal de numeración (en el que doce se escribe 10).”, y a “...no sé qué tablas duodecimales a sexagesimales (en las que sesenta se escribe 10).”

No es así, se escriben 12 y 60, con los símbolos que correspondan. El sistema sexagesimal se usaba en Babilonia y probablemente fuera una derivación del sistema duodecimal que se usó anteriormente. Los babilonios escribían todos los números naturales con sólo dos símbolos cuneiformes (Y,< ) y su sistema de base 60. No conocían el cero, que es aproximadamente del 500 DC, es decir entre 3000 y 1000 años después. Parece tener una confusión entre el símbolo que representa al número y la base de un sistema numérico.
Nuestro sistema numérico es de base 10 porque cualquier número puede ser expresado como varias veces 10 más alguno de los primeros 9 dígitos. En el sistema sexagesimal, cualquier número se expresa como múltiplo de 60 más alguno del 1 al 59. Hubo sistemas en base veinte, en francés el número 90 se dice “4 veces veinte y 10” como una muestra arqueológica de ese pasado.

Me parece que en este punto toca de oído es decir bartolea.
Hace una “alusión erudita” de un tema que desconoce, resulta “un erudito a la violeta” para decirlo con sus propias palabras. En mi pueblo se decía: “Sintió cantar al gallo, pero no sabe en qué gallinero.”


La caricatura es de www.papelenblanco.com
.

5 comentarios:

MISS MARPLE dijo...

AH!,cuando encuentre Zama, me vengaré, y ya falta poco...

un abrazo

MISS MARPLE dijo...

El poema que me gusta más de JLB es

Everness

Sólo una cosa no hay. Es el olvido.
Dios que salva el metal salva escoria
y cifra en Su profética memoria
las lunas que serán y las que han sido.

Ya todo está. Los miles de reflejos
que entre los dos crepúsculos del día
tu rostro fue dejando en los espejos
y los que ira dejando todavía.

y todo es una parte del diverso
cristal de esa memoria, el universo;
no tienen fin sus arduos corredores

y las puertas se cierran a tu paso;
sólo del otro lado del ocaso
verás los Arquetipos y Esplendores.

Me gusta, Fernando, eso de que "todo es una parte del diverso cristal de esa memoria,el universo"
y porque asegura que veremos "al otro lado del ocaso los Arquetipos y Esplendores".

un abrazo.

PD)El amor es ciego y se puede aplicar a los libros: Bartolo, es uno de mis grandes amores.

miri dijo...

Mirá que sos intuitivo, che Fernando. Leéte el artículo de Moledo de la Página de hoy y lleváselo a la Silvia. Está muy bueno. Por supuesto que no dice que bartolea.

un infinito de besos

Santiago dijo...

Pah Fernando. Yo me paso bartoleando, pero yo no soy Borges, tengo derecho.
Qué viejo sabandija. Y uno pensando que era un erudito de la gran puta. Era el maestro del bartoleo entonces. Y nos engrupió a los giles.

Fernando Terreno dijo...

Miss Marple:
El poema es hermoso. Personalmente y con mi gran desconocimiento, me parece que la poesía era su mejor veta.
Salvo 2 o 3 cuentos, su obra en este sentido me parece floja. A pesar de lo que dice casi toda la cátedra, me parece una obra fatua, presumida y vanidosa. Escribe maravillosamente desde el punto de vista "formal" sobre dos o tres caballitos de batalla y otras obviedades.
Como filósofo, yo lo veo muy cerca de su continuador, Saúl Ubaldini, el que hizo famosa la frase: "Logicamente, todo lo contrario"
Es natural que sea un ídolo "argentino" -mejor dicho un ídolo de los porteños-, porque les caben los mismo adjeticos.

Miri:
Leí el artículo de Moledo. Se ve que piensa parecido y lo dice con muchos mas fundamentos y clase que yo.

Santiago:
No me animo a decir que bartolea en todo, pero en esto que yo conozco, sí.
Además, el muy "sabandija", como vos decís, era una anguila. Si lo querés criticar en serio, te dicen que escribía ficción. Si criticás la ficción, te dicen que eran ensayos. Y el muy zorro cubría todos los flancos diciendo que escribía "piezas" ¡¿?!.

Un abrazo a todos.
Fernando